Financian 1.200 proyectos de desarrollo de pymes

Con ese objetivo ya están comprometidos $50 millones. Los fondos se otorgan mediante el Programa de Acceso al Crédito y la Competitividad, de la Sepyme.

La Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa (Sepyme) informó ayer que el Estado nacional comprometió 50 millones de pesos mediante el Programa de Acceso al Crédito y Competitividad para la financiación de 1.200  proyectos de desarrollo empresarial en los cuales las compañías invertirán por su parte otros 30 millones.

El respaldo contempla, entre otros objetivos, estudios de mercado, certificación de calidad o mejoras de procesos productivos y del sistema contable, indicó un comunicado. El programa es “un instrumento de estímulo de la competitividad de las pymes de todo los sectores, y en especial aquellos con un fuerte componente de valor agregado de sus productos”, evaluó la ministra de Industria, Débora Giorgi.

Tal es el caso de los servicios o la industria metalmecánica, química y petroquímica, que requieren inversiones permanentes en este rubro y que tienen fuerte presencia entre las pequeñas y medianas empresas asistidas.

Giorgi destacó que “el Estado realiza un importante esfuerzo, colaborando con más de 50 por ciento del financiamiento de sus proyectos, con la finalidad de que puedan mejorar los procesos, alcancen estándares de calidad internacionales, se acerquen a la frontera tecnológica y amplíen sus posibilidades comerciales, dentro y fuera del país”. Los 1.200 proyectos llegaron a la Sepyme en el último año y medio por medio de ventanillas especializadas de atención y cuentan con el seguimiento permanente de equipos técnicos de la Secretaría.

Qué ofrece el programa
En su componente “Apoyo directo a empresas”, el Programa de Acceso al Crédito y Competitividad (PACC) ofrece aportes no reembolsables para proyectos orientados a la mejora de procesos, exportación, sustitución de importaciones, integración de cadena de valor y, en general, a todas las actividades que tiendan a aumentar la presencia de las empresas en el mercado.

Entre los usos más recurrentes, las pymes plantean actualizar y optimizar recursos empleados en los sistemas de producción, desarrollar nuevos productos y mejorar la logística.

El componente “Apoyo directo a empresas” permite financiar estudios de mercado interno y externo, investigación, diseño y desarrollo de nuevos productos y servicios, ingeniería de infraestructura productiva, certificación de normas de calidad, desarrollo e implementación de software, planes estratégicos, desarrollos tecnológicos e innovadores, entre otros.

Los beneficios consisten en reintegros para cubrir distintos conceptos y para la formulación del proyecto, y se cubre 100 por ciento de los gastos, siempre que no excedan los 4 mil pesos.

En el caso de conceptos técnicos, los reintegros permiten cubrir honorarios profesionales hasta 60 por ciento del gasto, con un tope de 130 mil pesos.

Por último, para adquisición de equipos de medición y control y de licencias de hardware, el reintegro técnico llega a 35 por ciento, y asciende a 50 por ciento para la fabricación de moldes y prototipos.

Artículos destacados