Estudio de mercado impulsa ventas externas de pymes

Los análisis incluyen detalles sobre precios, canales de distribución, público objetivo, barreras arancelarias y no arancelarias y tendencias en la Unión Europea.

La Unión Industrial Argentina (UIA) informó que el consorcio de servicios del programa Al-Invest IV, impulsado por la Unión Europea (UE), publicó análisis detallados de determinados sectores en los principales mercados de la UE, mediante los cuales se busca facilitar un rápido acercamiento de las pymes latinoamericanas.
Cada análisis ofrece detalles sobre precios, canales de distribución, público objetivo, barreras arancelarias y no arancelarias y, sobre todo, tendencias del mercado analizado. Hasta la fecha se publicaron informes sobre los sectores “Alimentos y bebidas”, “Textil y confección” y “Calzado”. Además, para este mes hay análisis previstos para los sectores de flores ornamentales (febrero de 2011), pesca (abril de 2011), acuicultura (junio de 2011) y energía renovable (octubre de 2011).

Lo que viene en moda
Esas tendencias -explicó la central fabril- están caracterizadas por la combinación de varios factores: cambios tecnológicos, aumento de los costos de producción, emergencia de la competencia internacional y eliminación de los contingentes de importación desde 2004. “Con motivo de esos cambios, la industria textil y de la confección europea ha modernizado sus procesos de producción, concentrándose en aspectos más relacionados con la calidad, el diseño y la aplicación de la técnica al textil”, señalaron en la UIA.
Al mismo tiempo, se produjo un proceso de externalización de la producción de textiles, sobre todo a países del área mediterránea.
En cuanto a tendencias en relación al comportamiento de los consumidores europeos, “se notará una preferencia por la moda ecológica y el estilo casual en el caso de los jóvenes”.

Calzado europeo
El sector calzado en la UE, por su parte, destaca también por ser altamente competitivo, no sólo en el mercado interno sino también en los mercados internacionales, a partir de su calidad, diseño y vínculos con la moda.
En este marco, las empresas latinoamericanas beneficiadas con acuerdos comerciales y esquemas preferenciales como el SGP+ (sistema generalizado de preferencias), pueden internar sus productos totalmente libres de arancel, destacó la UIA.

En este contexto, los países de América Latina y el Caribe se ven más favorecidos que China y Vietnam, los dos principales proveedores de calzado de la región, que pagan en algunos casos hasta 17 por ciento de arancel, debido a la imposición de medidas antidumping. Por otro lado, las barreras no arancelarias contemplan aspectos superables que se aplican de la misma manera a todos los fabricantes de calzado, tanto europeos como extranjeros.
Según los estudios de mercado de Al-Invest también cabe destacar que, a en términos de consumo, la UE es el principal mercado a escala mundial, por encima de Estados Unidos. El consumo total de calzado de la UE en 2008 fue de 2.900 millones de pares, lo cual representa 40 por ciento del consumo mundial.
“La población europea está experimentando un proceso de envejecimiento. Esto abre nuevas oportunidades para el calzado confortable y moderno que siga las tendencias de la moda. De igual forma, la crisis financiera internacional generó cambios en los hábitos de consumo”, destacó el estudio de mercado para pymes.

Sobre el programa
Al-invest invertirá 60 mil euros durante cuatro años (2009 a 2012)

El programa Al-Invest es uno de los programas regionales de cooperación económica más importantes de la Comisión Europea, cuyo fin es apoyar el proceso de internacionalización de las pymes latinoamericanas, mediante un conjunto de instrumentos y herramientas que les permitan poder fortalecer su presencia en los mercados europeos.
Este programa se fundamenta en los valores compartidos e intereses estratégicos comunes que existen entre la Unión Europea (UE) y América Latina. Pero también en el hecho de que la UE es un importante socio político, económico, comercial y financiero para América Latina.

En enero de 2009 se inició la fase IV de este programa, por un período de cuatro años (2009-2012). La inversión total del programa asciende a 60 mil euros, de los cuales, 50 mil euros son financiados por la Comisión Europea.  Durante esta fase IV, el programa está aportando los siguientes beneficios a las pymes latinoamericanas:
– Desarrollo comercial gracias a la organización de encuentros empresariales entre la Unión Europea y América Latina para que las empresas se encuentren, se conozcan y realicen negocios.
– Apoyo a la internacionalización de las pymes de América Latina.
– Colaboración con los organismos intermedios de representación de las pymes.
– Facilidad de intercambios comerciales entre las pymes latinoamericanas y europeas.
– Fortalecimiento de la capacidad de las asociaciones empresariales.
– Cultura de negocios común entre América Latina y la UE.

Artículos destacados