En Argentina, más de la mitad quiere emprender

Como la estabilidad laboral absoluta desapareció, muchas veces los jóvenes prefieren crear su propio proyecto antes de acatar órdenes de un jefe.

La estabilidad absoluta en el empleo prácticamente ha desaparecido y muchas veces los emprendedores prefieren crear su propio proyecto, con todos los riesgos que esto conlleva, antes de acatar órdenes de un tercero.

En este contexto, el portal Trabajando.com hizo una encuesta a más de dos mil argentinos para saber qué piensan de la independencia laboral, en la cual 67 por ciento aseguró ser desempleado, 26 por ciento ser empleado de una empresa y sólo 7 por ciento pertenece al objeto de estudio, teniendo su propia empresa.

De ese siete por ciento que aseguró ser independiente, 43 por ciento dijo que lo más difícil es hacerse un espacio en el mercado; 21 por ciento consideró que es muy complicado reclutar talentos para seguir adelante con el proyecto; otro 13 por ciento planteó el hecho de no tener horarios; 11 por ciento creyó que es la parte comercial, siete por ciento apuntó a la competencia con los otros actores del rubro y cinco por ciento el tener que liderar equipos de trabajo.

Al consultarles a los emprendedores sobre qué es lo mejor de tener su propiar empresa, 44 por ciento señaló que lo mejor para ellos es no tener un techo de crecimiento, otro 25 por ciento dijo que es poder llevar a cabo sus sueños, 19 por ciento apuntó que es poder manejar sus propios horarios y 12 por ciento opinó que lo mejor es no tener jefe.

Las ganas de independizarse

Del 26 por ciento que aseguró en un comienzo ser empleado de una empresa, más de la mitad (54 por ciento) dijo que le gustaría independizarce pero que no tiene los recursos para hacerlo; a 21 por ciento le gustaría pero prefirió asegurar su sueldo a fin de mes; 10 por ciento dijo que le gustaría pero no se atreve a tomar el riesgo; ocho por ciento planteó que le encantaría y que, de hecho, está comenzando un proyecto con esas características; y, finalmente, siete por ciento dijo que no le gustaría.

Más aún, del 67 por ciento de los argentinos que aseguró estar desempleado, 58 por ciento manifiestó que le gustaría tener su propia empresa pero que no tiene los recursos para hacerlo; 24 por ciento apuntó que no le gustaría y que prefiere asegurar su renta a fin de mes; y 13 por ciento dijo que sí le gustaría pero que aún no se atreve a tomar ese riesgo. Mientras tanto, tres por ciento dijo que le gustaría y que actualmente está comenzando un proyecto de esta índole y, finalmente, dos por ciento dijo que no le gustaría ya que hay que dedicarle mucho tiempo al trabajo y no le interesa hacerlo.

Al respecto, Pablo Molouny, gerente general de Trabajando.com Argentina, aseguró que “decidir emprender es un riesgo que no muchos se atreven a vivir, ya que dejar la comodidad y la seguridad de ser un empleado es algo que no muchos abandonarían, además de lo difícil que puede ser conseguir los recursos para llevar a cabo el proyecto”.

“Pero es muy importante -continuó- que no se abandone la idea de llevar a cabo los sueños, lo ideal sería buscar asesoramiento y acercarse a diferentes incubadoras que puedan asesorar en la consolidación de la idea y brindar propuestas de financiamiento para aquellos que quieren emprender”.

Los desafíos

– Hacerse un espacio en el mercado.
– Reclutar talentos para seguir adelante con el proyecto.
– No tener horarios.
– Manejar la parte comercial.
– La competencia con los otros actores del rubro.
– Tener que liderar equipos de trabajo

Artículos destacados