Emprendedores con mucha tela para cortar

Con un crédito bancario de 10 mil pesos, una joven pareja compró el año pasado una máquina y telas para comenzar a fabricar bolsas ecológicas y artesanales. Aseguran que todavía falta mucha toma de conciencia.

Son novios desde hace cinco años. Él trabaja en una fábrica de ropa; ella se desempeña en un banco y también estudia Recursos Humanos. Socios en la vida, también decidieron asociarse en el trabajo. Sucede que desde el año pasado comenzaron juntos un emprendimiento que, si bien todavía es muy pequeño, tiene buenos pronósticos: la fabricación de bolsas eco-artesanales.

Se trata de Raúl Herrera (31) y de Gabriela Abregú (32), quienes se subieron a la movida del cuidado del medio ambiente con el claro propósito de “impulsar la vuelta a la bolsa de tela para dejar de lado el plástico”, según contó ella a Comercio y Justicia.

Así, aprovechando las habilidades “prácticas” de Raúl y los conocimientos teóricos de Gabriela, el año pasado compraron una máquina especial que se utiliza para confeccionar este tipo de productos. “La inversión inicial fue de 10 mil pesos y tuvimos que recurrir a un crédito bancario para la compra de la máquina y de las telas”, indicó Raúl, al tiempo que agregó que el motor del proyecto fue querer hacer “algo que genere ingresos propios independientemente del trabajo de cada uno”.

Viento a favor
Con un contexto legislativo que alienta cada vez más el uso de este tipo de bolsas, los emprendedores se enfocaron en un nicho que en Córdoba está desatendido. Ocurre que no hay grandes fábricas de este tipo de bolsas y las cadenas de supermercados se abastecen con el mercado bonaerense.

Sin embargo, este emprendimiento apunta a vender sus productos en negocios más chicos. Por el momento, sus clientes han sido almacenes de barrio y negocios de personas conocidas que optaron por esta alternativa. “Todavía nos cuesta un poco tratar de vender las bolsas porque muchas personas aún no han tomado conciencia, pero tarde o temprano todos los negocios tendrán que adaptarse a esta nueva realidad”, dijo la emprendedora.

Cien por ciento

Según explicaron los emprendedores, las bolsas que fabrican son 100 por ciento artesanales: “Todo el proceso es manual: medimos, cortamos, se arman, se revisan…”. La propuesta de “eco-bolsa” que ofrecen es flexible ya que cada producto se puede confeccionar en función de lo que cada cliente necesita. También tienen la opción de que la marca del negocio esté impresa en la bolsa. En lo que respecta a las telas que utilizan, la oferta también es variada: desde fiselina (ideales para hacer las compras), bolsas de lienzo y hasta bolsos de jean. Los precios, por ende, van desde los 4 pesos por unidad (bolsas de fiselina) y llegan hasta los 35 pesos (bolsos reforzados de tela de jean), aunque también se tiene en cuenta el tamaño.

Por último, en lo que respecta a la venta de los productos, Gabriela indicó: “Por ahora tenemos una página en Facebook donde se pueden ver las bolsas que hacemos. Y además estoy armando una base de datos con pymes cordobesas que podrían llegar a estar interesadas en este producto”.

Más datos:

Para conocer o hacer pedidos de las bolsas eco-artesanales de Juan y Gabriela, comunicarse al 0351-156259584  y/o enviar e-mail a bolsasecoartesanales@hotmail.com.
El emprendimiento confecciona bolsas de tela (fiselina, lienzo, jean).

Artículos destacados