El coworking crece en Argentina y fomenta el emprendedorismo

Se trata de una forma de trabajo, ideal para profesionales o pymes, que consiste en alquilar un espacio físico común para interrelacionarse y compartir los gastos, reduciéndolos en hasta 40%.

Una nueva modalidad para la concreción de distintos tipos de negocios se está comenzando a implementar en Argentina. Desde profesionales independientes hasta grandes empresas alquilan un espacio físico común que los interrelaciona y les ofrece servicios compartidos.
El coworking llegó al país hace dos años y hoy cuenta con distintas empresas que lo realizan y busca expandirse no sólo en el país sino también en la región y otras partes del mundo.

Fernando Goijman, encargado del desarrollo de franquicias de esta modalidad, contó que “desde 2008 hasta la fecha esta tendencia, el coworking, ya se ha convertido en una categoría y ha crecido en forma considerable por lo que se hace imposible que siga ampliándose sin la utilización del sistema de franquicias”.
“El número de espacios compartidos de trabajo en el mundo creció en promedio 17 por ciento entre febrero y mayo de 2011. Oceanía y América del Sur percibieron el mayor incremento en ese período y los espacios compartidos ya ascienden a 820 a nivel mundial”, destacó Goijman.

Cuestión motivacional
La consultora internacional Enterprise Globale & Tech412, que analizó la incidencia de esta modalidad a escala mundial, destacó que “85 por ciento de los usuarios se reconoce más motivado a la hora de trabajar en espacios de trabajo flexibles y compartidos; 87 por ciento asegura que iniciaron nuevos proyectos con personas que conocieron en estos espacios y 25 por ciento afirmó que incrementó sus ganancias”.
Martín Frankel, socio fundador en Argentina de Areatres, la primera empresa dedicada a esta categoría, explicó que la utilización del coworking permite, además, la reducción de costos en un promedio de 40 por ciento, según estudios de mercado.

Entre los servicios novedosos que ofrece están “la tecnología, el diseño y la interrelación personal que favorecemos continuamente tanto sea entre pymes como con profesionales independientes”, contó.
Además, detalló que “se trata de un sistema llave en mano para el empresario/emprendedor, a fin de que la única preocupación que tenga sea la de desarrollar su negocio, contando con todos los servicios desde la presencia de una secretaria personal hasta el personal de limpieza, etcétera”.

Damián Voltes, CEO de Patagonia Ventures, dijo: “El coworking es una nueva tendencia de trabajo que impulsa la creación de nuevos emprendimientos. Es ideal para startups y profesionales independientes que, en lugar de trabajar en un relativo aislamiento, pueden aprovechar la sinergia de trabajar con otros talentos que permitan enriquecerse”.

Artículos destacados