Con muy poco, comenzó un negocio “a todo trapo”

Maximiliano Danert tiene 24 años y es estudiante de abogacía. Cinco meses atrás decidió crear Adrimax, un emprendimiento que produce trapos de piso artesanales. Hoy llega con sus productos a Córdoba y Jujuy.

No hace falta tener un capital económico importante ni una idea super novedosa para emprender.

Alcanza con “ponerle muchas pilas” a lo que cada emprendedor cree que será su futuro negocio.

Al menos así lo piensa Maximiliano Danert, quien hace cinco meses comenzó a confeccionar trapos de piso con una pequeña máquina dentro de su habitación y hoy sus productos traspasan las fronteras de Córdoba y llegan a Jujuy. Así fueron los inicios de Adrimax, una micropyme cordobesa que confecciona estropajos artesanales.

Maximiliano tiene 24 años y está cursando el quinto año de abogacía. Para poder solventar sus estudios, el año pasado -junto a su novia, Adriana Alemán- decidió abocarse a un negocio que, gracias a su padre, conocía desde pequeño: la producción de trapos de piso. “Empezamos a trabajar con un telar manual en mi habitación. Cuando tuvimos mayor demanda, necesitamos comprar nuevas máquinas y para ello acudimos a la Fundación Impulsar y al Programa Pilas (del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia) con el fin de obtener financiamiento”, explicó a Comercio y Justicia el emprendedor textil.

En  este sentido, con la ayuda de estas dos entidades que se dedican a fomentar la cultura emprendedora, Maxi se reunió con unos 13 mil pesos con los que compró dos máquinas profesionales que tienen una capacidad de producción de 50 trapos de piso cada una por día. “La Fundación Impulsar, además de brindar capacitación para armar un plan de negocio, financia emprendimientos con una cuota muy accesible y con meses de gracia para la devolución del dinero.  Presta el dinero y no pide ninguna garantía, sólo confía en que va a ser devuelto”, puntualizó Maximiliano.

Negocio limpio
En cinco meses Adrimax sextuplicó sus ingresos. En palabras del emprendedor, la clave del crecimiento está en que encontró un nicho desatendido en este rubro: “Nuestra competencia son grandes empresas -como la tradicional Alpargatas- que venden sus productos en grandes escalas. Pero para un pequeño comerciante es más rentable comprar en cantidades más pequeñas y es a ese mercado a donde nos dirigimos con nuestros productos ofreciendo buena calidad a un precio más económico. Si los grandes venden a 5 pesos, nosotros lo hacemos a 4.20 pesos. Además, tenemos entrega inmediata”, ejemplificó.

Rumbo al norte argentino
Hace un par de semanas, Adrimax consiguió un nuevo mercado, la provincia de Jujuy, y con esta incorporación comercial las proyecciones de crecimiento son muy alentadoras: “Este mes notamos un importante aumento en las ventas, que está relacionado con el norte ya que allí no hay textiles de trapos y traerlos de Buenos Aires es muy costoso. Por ejemplo, La Quiaca es un mercado muy atractivo porque bajan compradores de Bolivia a comprar los productos, ya que le es conveniente por el precio”.

Entre los proyectos a corto y mediano plazo se encuentran consolidar Adrimax en el mercado cordobés y comprar una fábrica de telares industriales que está en venta, respectivamente. “Con lo segundo, apunto a crecer como empresa y poder dar trabajo a jóvenes que necesitan incorporarse socialmente”.

Doble desafío
Con enfoque económico y social

Para Maximiliano Danert, su emprendimiento Adrimax le significó un doble desafío: por un lado iniciarse en la vida como “empresario” y por el otro atender  a una cuestión social. Es que cuando decidió expandirse necesitaba trabajar en un espacio físico más grande y consiguió un lugar en el galpón de la Fundación Enlace Social. A cambio, le da trabajo a un joven que está cumpliendo una condena en Bower y así cumple con el objetivo de la Fundación.

“Al principio me fue un poco difícil aceptar la propuesta. Luego me animé y fue una de las mejores decisiones que tomé en mi vida. Es muy importante que estos chicos puedan aprender que existen valores muy importantes relacionados con el trabajo, el valor del esfuerzo, que conozcan que se puede emprender aun sin tener muchos recursos. Además, se trata de un aprendidaje mutuo: esto me enseñó que lucrar con un emprendimiento siempre es bueno y necesario, pero si a ese trabajo se le suma un fin social, los beneficios se multiplican”, aseguró Maxi.

Datos de contacto

– Fundación Impulsar: Oficina Regional de Córdoba. Tél: (0351) 4600642 o por e-mail a cordoba@fundacionimpulsar.org.ar.
–  Programa Pilas (de la Secretaría de la Juventud – Ministerio de Desarrollo Social): Teléfono: (0351) 4343300 / 4343301. e-mail: pilas@cba.gov.ar. Dónde: Hipólito Yrigoyen 494 – barrio Nueva Córdoba – Córdoba
– Adrimax (pedidos): adrimax_textil@hotmail.com

Artículos destacados