Annet, un emprendimiento que es “una pinturita”

Con una producción diaria de 350 mosaicos, el proyecto logró posicionarse en el mercado de las guardas para piletas y tocetos (cerámicos) 100% pintados a mano. La iniciativa fue una de las finalistas del premio Emprendedor 2011 de la Fundación E+E.

El taller de cerámicos artesanales de Carolina Duckwitz –Annet– funciona a toda máquina. Es que está atravesando la temporada con mayor demanda del año: hoy trabajan al tope de la producción, lo que se traduce en la fabricación de 350 cerámicos por día. “Este año superamos las expectativas y estamos con muchos planes de crecimiento”, aseguró la joven emprendedora a Comercio y Justicia.

Esta empresa nació en 2001, cuando Carolina era estudiante de la carrera de Diseño Industrial y tenía 22 años. Y surgió para complementar el trabajo de su padre, quien hace piletas de plástico que llevan una guarda como terminación. “Recuerdo que empecé con 70 pesos que me alcanzaron para comprar las primeras pinturas. Y, de a poco, con lo que iba ganando fui adquiriendo los primeros hornos -que en un principio alquilaba- y demás utensilios para realizar el trabajo de forma más industrializada”, dijo Carolina.

Annet produce una línea de productos de cerámica pintada a mano en estilo colonial. El producto “estrella” de la empresa son las guardas para piletas (de las que hay casi 40 modelos diferentes), que tiene su temporada alta entre julio y enero.

También fabrica y comercializa tocetos decorativos a los que se les puede dar varias utilidades: para adornar fuentes, pisos o para revestir mesadas. Otra de las líneas artesanales son los jarrones revestidos, bachas y fuentes. Todos los productos son 100 por ciento artesanales y están realizados con un proceso de pintura a mano en base a una serigrafía.

Sólo distribuidores

Uno de los saltos más importantes de la empresa este año fue la decisión de dejar la venta minorita y convertirse sólo en distribuidora. En este sentido, la empresa cuenta con más de 40 distribuidores que comercializan toda la oferta de Annet y la mayoría es negocios que venden piletas y artículos relacionados.

Carolina llega con sus productos, principalmente, a todo Córdoba pero también tiene presencia en otras provincias del interior: en Tucumán, San Luis, Catamarca, La Rioja, Salta y Neuquén se pueden encontrar tocetos o cerámicos hechos con la creatividad y el colorido que caracteriza a Annet.

“Estamos por cerrar varios acuerdos y es casi seguro que a principios del mes que viene comencemos a vender los productos de la empresa en Buenos Aires”, contó la emprendedora al ser consultada sobre sus planes de crecimiento.

Otro proyecto que tiene en puerta -y que tiene que ver con la forma de distribución- es el lanzamiento de un catálogo con toda la oferta de mosaicos que fabrican. Este folleto de calidad estaría dirigido principalmente a los arquitectos, para que consideren esta marca al momento de construir y decorar las viviendas. “Esto lo hago principalmente para que las ventas sean parejas durante todo el año y que no sean sólo demandas estacionales”, explicó la emprendedora.

Con el sello de E+E
“Recomiendo la fundación a los que están empezando”

Annet fue una de las empresas finalistas en la terna al Emprendedor 2011 de la Fundación E+E. Sucede que Carolina cursó este año el Plan de Negocios (PdN) de la institución que capacita a los emprendedores con el propósito de profesionalizar más su empresa. “La verdad es que, de haber tenido la posibilidad de trabajar con la Fundación en mis inicios, seguro todo hubiese sido diferente. Para mi trabajo, significó un antes y un después”, asegura Carolina, quien recomendó E+E a todos los emprendedores, sobre todo “a los que están comenzando”.

Según contó, en E+E le enseñaron a “sacarle el jugo” a lo que ya había logrado: “Ahí te das cuenta de que no hay límites para crecer, que te falta por recorrer un montón de cosas, y lo más importante es que te acompañan en esa búsqueda”.

Al tratarse de un producto estacional (las guardas para piletas), uno de los aportes fundamentales de la Fundación estuvo relacionado con la búsqueda de nuevas oportunidades de venta durante el resto del año mediante la incorporación de otros productos. “¿Sabés qué es importante? -completó la emprendedora-. Que te ayudan a conocer cuál es verdaderamente tu negocio. Yo hacía nueve años que trabajaba en esto y lo cierto es que no lo conocía”.

Artículos destacados