Agricultores familiares generan 54 por ciento del empleo rural

Según el INTA, más de 60% de los establecimientos agropecuarios del país pertenece a ese rubro.

Los agricultores familiares “generan 54 por ciento del empleo rural”, destacó Gustavo Tito, director del Instituto para la Pequeña Agricultura Familiar (IPAF) del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en la región pampeana. “En total, más de 60 por ciento de los establecimientos agropecuarios de Argentina pertenece a la agricultura familiar y genera 54 por ciento del empleo rural”, se explayó Tito.

Por su parte, el referente del Programa Cooperativo para el Desarrollo Tecnológico Agroalimentario y Agroindustrial del Cono Sur (Procisur), Alfredo Albín, explicó que “la agricultura familiar es un tipo de producción en la que la unidad doméstica y la unidad productiva están físicamente integradas”.

“La agricultura es la principal ocupación y fuente de ingresos del grupo familiar y la familia aporta la fracción predominante de la fuerza de trabajo”, completó.

Estos agricultores, además de aportar a la seguridad y soberanía alimentaria nacional, utilizan tecnologías amigables con el medio ambiente y mantienen un entorno saludable. “Producen alimentos sanos para mercados de proximidad. Por eso es clave sistematizar la posibilidad de llevar a las ciudades populosas todo el trabajo que se realiza en las periferias”, indicó el director del IPAF pampeano.

Para apoyar estas iniciativas, el INTA reúne a fabricantes y proveedores de máquinas y herramientas para la agricultura familiar. “Resultan muy importantes porque ayudan a posicionar la agricultura familiar con toda su potencialidad productiva”.  “Son como rondas de negocios que traen las tecnologías apropiadas para que las familias puedan producir cada vez más y mejor en su escala”, dijo Tito.

En esta línea, José Luis Russo, director del INTA Corrientes, subrayó el valor de lograr instrumentos financieros para desarrollar prototipos de pymes, que están trabajando en este tema, para lograr alimentos de alta calidad diferenciados para toda la población. “De esta manera, este sector -también conocido como agricultura periurbana- irá creciendo y tomando cada vez mayor identidad”, concluyó Russo.

Artículos destacados