78% de las firmas perdió negocios por no contar con el software adecuado

Según un estudio realizado entre empresas de América Latina, 67 por ciento no cuenta con una herramienta flexible para responder a los cambios de las acciones.

El ritmo que imponen la nueva economía y los mercados cada vez más competitivos requiere que las empresas cuenten con aplicaciones que les ayuden a brindar mejores servicios a los clientes, gestionar con eficiencia la operativa, ganar productividad, reducir costos y responder en el menor tiempo posible a las oportunidades de negocio que se presentan.

En este marco, la realidad de las pymes latinoamericanas se aleja bastante de este ideal, y una de las principales carencias es la falta de adecuados sistemas de información. Setenta y ocho por ciento de estas empresas perdió una o más oportunidades de negocio porque sus actuales aplicaciones no contaban con los recursos y flexibilidad necesarias para responder a las exigencias del mercado.

El estudio “Pymes Latinoamericanas: Impacto del Software de Gestión”, realizado por la unidad de investigación de la consultora Winnercorp, reveló que 67 por ciento de las firmas encuestadas no cuenta con una herramienta flexible para responder a los cambios del negocio.

Entre las consecuencias se detectaron pérdidas financieras en 52 por ciento de los casos, baja de la productividad del negocio (43 por ciento), clientes desmoralizados (33 por ciento) y agotamiento (63 por ciento).

Además, 39 por ciento tiene una solución que -si bien se puede adaptar-, resulta muy compleja a la hora de implementar modificaciones. Más aún,  66 por ciento de las compañías que pidió cambios en su software sufrió demoras en la entrega de los productos requeridos frente a los plazos estipulados, mientras que para 32 por ciento adaptar su plataforma IT demanda mucho más dinero que los resultados que podía generar.

La investigación, que se realizó entre los meses de agosto a diciembre de 2010, trabajó sobre una muestra de 210 casos de pymes situadas en América Latina, pertenecientes a diferentes tipos de industrias con complejos procesos de producción, logística, finanzas y manejo de RRHH. También se involucró a compañías de servicios así como de retail.

El origen del problema
Según la consultora, en la mayor parte de los casos podrían evitarse los problemas si las empresas contaran desde el principio con una solución tecnológica óptima.

Así, el estudio estableció que 58 por ciento de los encuestados afirmó que, cuando le entregaron su software, éste no resolvía todos los problemas ni cumplía con los objetivos solicitados, mientras que 44 por ciento confesó que terminó gastando más dinero para que la herramienta logre reflejar las reglas de su negocio. En la mayoría de los casos, debieron gastar promedio hasta 40 por ciento más sobre el precio inicial. En tanto, 31 por ciento señaló tener que adaptar las reglas de su comercio a las limitantes del programa y usar otras herramientas para poder realizar las tareas cotidianas, 24 por ciento dejó de usarlo e invirtió en una nueva, y sólo 48 por ciento expresó no haberse involucrado en el proceso de elaboración de éstos.

Artículos destacados