Se aprobó la Ley de Seguridad Estructural impulsada por ingenieros civiles

Con esta norma se implementa un paquete normativo sobre construcciones seguras ante sismos, nieve y viento. Busca preservar vidas y bienes materiales. Será de cumplimiento obligatorio para todas las obras civiles. Los municipios deberán adherir

La Legislatura aprobó por unanimidad la Ley de Seguridad Estructural que apunta a desarrollar construcciones seguras ante cualquier acción externa como sismos, nieve y viento, con el objeto de preservar la vida de las personas y los bienes materiales. La iniciativa fue impulsada por el Colegio de Ingenieros Civiles de Córdoba que celebró ayer en el recinto el fin de un vacío legal existente.
Con esta ley, la provincia implementa el paquete normativo confeccionado por el Centro de Investigación de los Reglamentos Nacionales de Seguridad para las Obras Civiles (Cirsoc) y el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres), de cumplimiento obligatorio para todas las obras civiles de carácter público y/o privado que se realicen en el territorio provincial. Es decir, que alcanza desde obras como casas, depósitos, hasta puentes.
“Esta ley de seguridad estructural es de vital importancia y establece un antes y después en la historia de las construcciones ejecutadas en la provincia ya que regula las exigencias relativas al proyecto, cálculo, ejecución y control de las obras, buscando preservar la seguridad de las personas que las habitan y/o utilizan”, afirmó Federico Martí, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Córdoba.

Según precisó la entidad profesional, Córdoba carecía de legislación actualizada al respecto y, en razón de lo que ello implica, la Comisión de Seguridad Estructural del Colegio de Ingenieros Civiles elaboró un anteproyecto de ley que contó con el aval de las tres universidades que dictan la carrera en la provincia: la Facultad de Ciencias Exactas Física y Naturales de la UNC , la Facultad Regional Córdoba de la UTN y la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica de Córdoba.
Luego de la aprobación de la norma, Martí precisó a Comercio y Justicia que lo que sigue es la reglamentación por parte del Ejecutivo. Además, explicó que “la ley es un paraguas para que todos los municipios adhieran a la norma” y agregó: “Ya estamos en conversaciones con concejales de la Ciudad de Córdoba por este tema”.
Ayer en el recinto, además del titular de la entidad también estuvieron los coordinadores de la Comisión de Seguridad Estructural del Colegio, Héctor Gattavara y Sebastián Giusti, quienes celebraron junto a otros miembros que participaron de la confección del anteproyecto.
Un dato para graficar el impacto de los sismos en Córdoba se desprende de los informes del Inpres. De los últimos 50 sismos sentidos en el país que informaba al día de ayer ese organismo, 11 ocurrieron en Córdoba. En la provincia, los eventos sísmicos más importantes de la historia ocurrieron entre Villa de Soto y Cruz del Eje, de 6,5 grados; en Villa Giardino, de 5,6, en 1947; y otro producido en Cruz del Eje, de 6,7, en 1955. En 1934 se vivió el gran terremoto de Sampacho, que tuvo 6 grados de magnitud y una intensidad entre VIII (“muy fuerte”) y X (“desastroso”) de la escala Mercalli modificada. Destruyó 90 por ciento de las edificaciones del pueblo.

Sobre Cirsoc
Cabe señalar que el Cirsoc, que fija normas para la construcción, está conformado por actores representativos del sector de la construcción: empresas constructoras y de servicios, los fabricantes y elaboradores, las cámaras, los institutos de investigación, las universidades, laboratorios, y consultoras, y de todos aquellos organismos públicos que tuvieran entre sus funciones el control de obras, por ello los reglamentos de seguridad estructural se desprenden de un acuerdo social sobre el nivel de seguridad que la sociedad está dispuesta a aceptar y exigir en las obras que se ejecutan.

Artículos destacados