Quejas de abogados por demoras del Banco de Córdoba en trámites judiciales

La Federación de Colegios profesionales del interior graficó que en la era de la informatización, el diligenciamiento para obtener el saldo de un plazo fijo demora diez días, “en el mejor de los casos” .

La Federación de Colegios de Abogados de la Provincia (Fecacor) se quejó por las demoras del servicio prestado por el Banco de Córdoba en lo referido a trámites judiciales, y las calificó como “serias deficiencias” por parte de la entidad financiera relativas a justiciables y letrados. Diego Sobrino, presidente de la entidad referida, apuntó tanto a la demora en la atención de los abogados que asisten por trámites relativos a sus causas  -con esperas de hasta dos horas, o más según la época del mes-, como así también en la efectivización de las órdenes de pago para percibir cuotas alimentarias, indemnizaciones laborales, daños u honorarios.

En tal sentido, durante la última reunión de la junta directiva resolvieron  encarar un reclamo conjunto frente a las autoridades del banco. Mientras terminan de realizar un relevamiento de la situación del servicio de cada punto de la provincia, pedirán una audiencia a directivos  del Bancor.

Sobrino también advirtió a Comercio y Justicia por la centralización en la tramitación de oficios judiciales  en casa central, con una demora de no menos de cinco días. “Esto ha sucedido -por ejemplo- en el caso de una transferencia entre una cuenta a la orden de un juzgado a la orden de otro para concretar la percepción de la indemnización por parte del justiciable”.

Los matriculados también se quejan porque para obtener el saldo de un plazo fijo judicial el banco no considera suficiente la solicitud firmada por el abogado -tal como lo autoriza la ley- sino que requiere un oficio judicial cuya obtención en Tribunales demora varios días. Pero, según relató, el periplo del trámite no termina allí: “Una vez obtenido y presentado dicho oficio en la oficina respectiva del banco, el encargado debe remitirlo a la oficina de legales en Córdoba para que se expida, lo que supone una demora de no menos de cinco días.  Es decir que en la era de la informática, para obtener un simple saldo de una cuenta se necesitan, en el mejor de los casos, 10 días hábiles”.

Más dificultades
Otra dificultad existe en la tramitación y acreditación de depósitos afectados a causas en trámite provenientes de otros bancos  u otras provincias. “Esta problemática se agrava aún más porque no existe una política unificada para toda la provincia en estos temas, por lo que para cada trámite, por ejemplo depósitos, deba actuarse según lo establecido por la sucursal bancaria de cada lugar”, dijo.

Sobre este punto, dio el ejemplo de  un colega que asistió a una sucursal del interior a realizar un depósito de un cheque de Capital Federal, a la orden del Banco de Córdoba, acompañada con un escrito en el que se realizaba la imputación al juicio que estaba destinado. “Dicho depósito no fue admitido por la sucursal del interior pues supuestamente debía realizarse la imputación al dorso del propio cheque. Al día siguiente, el mismo cheque fue receptado en la sucursal tribunales de Córdoba sin otro requisito que el escrito de imputación”, afirmó.

Finalmente, los abogados también se quejaron por el “alto costo” de mantenimiento de las cuentas judiciales,  “situación que se agrava en caso de cuotas alimentarias, cuyos montos de depósitos son habitualmente bajos y el costo de la cuenta absorbe parte importante de dicha cuota”.

Artículos destacados