Psicólogos presentan proyecto sobre salud mental

El eje de esta iniciativa tiene como propósito la desmanicomialización, la implementación de hospitales de día y un acompañamiento terapéutico y familiar

Frente al inminente tratamiento por parte de la Unicameral del proyecto de ley sobre el tema, el Colegio de Psicólogos de la Provincia presentó esta semana a los legisladores Silvia Rivero y Enrique Asbert un anteproyecto que tiene por objeto “regular y garantizar la vigencia del derecho humano a la salud mental”.

Entre los principales ejes que se proponen en esta iniciativa se encuentra la desmanicomialización de los pacientes. “Hasta ahora, nuestra sociedad lo único que hizo con el enfermo mental fue encerrarlo y medicarlo. Una política de desmanicomialización implica, entre otras cosas, que esos recursos sólo tienen que ser utilizados  en algunos casos particulares”, explicó a Comercio y Justicia Cristina Bravo, presidenta del Colegio de Psicólogos.

De esta manera, lo que se persigue es trabajar sobre la prevención, evitar la internación de las personas y, en el caso de que deban ser internadas, propiciar la inserción en su ámbito familiar.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

“La salud en nuestro país está, en gran parte, en manos de grupos corporativos y de entidades privadas. Es sumamente indispensable que una ley de salud mental considere al enfermo mental y con padecimiento psíquicos un sujeto más,  inserto en la comunidad, con nuevas posibilidades; una ley que prevea qué se debe hacer con cada paciente”, completó la dirigente.

Puntos salientes
La iniciativa propuesta por el Colegio de Psicólogos tiene, entre los puntos centrales, las siguientes propuestas:  “A partir de la entrada en vigencia de la presente Ley no podrán crearse nuevos manicomios o instituciones monovalentes públicos o privados, de internación prolongada”, y agrega: “La autoridad de Aplicación implementará las acciones necesarias tendientes a la desmanicomialización, desinstitucionalización y desjudicialización de las personas con padecimiento psíquico”.

En lo que respecta a las medidas alternativas que se deben aplicar conjuntamente con la desmanicomialización, la iniciativa auspicia implementar “servicios de salud mental en hospitales generales, con y sin internación, atención domiciliaria en la comunidad, servicios de emergencia, centros  en la comunidad, hospitales de día, centros de día, casas de medio camino, talleres protegidos, talleres artístico-culturales, programas de seguimiento de pacientes, acompañamiento terapéutico, abordaje y acompañamiento familiar”.

Acerca de la internación
“La internación será considerada como un recurso terapéutico de carácter restrictivo y sólo podrá llevarse a cabo cuando aporte mayores beneficios terapéuticos que el resto de las intervenciones realizables en su entorno familiar, comunitario o social”, promueve la iniciativa.

Más aún, puntualiza que “deberá promoverse el mantenimiento de vínculos, contactos y comunicación de las personas internadas con sus familiares, allegados y con el entorno laboral y social, salvo en aquellas excepciones que, por razones terapéuticas debidamente fundadas, lo establezca el equipo de salud interviniente.
Además, la internación deberá ser lo más breve posible, en función de criterios terapéuticos interdisciplinarios.

“Una verdadera política de desmanicomialización necesita de una ley que trascienda los gobiernos de turno y que regule la actividad, junto a un compromiso de todos”, finalizó Bravo.

Artículos destacados