Preservar el cordón umbilical no es un seguro biológico

La preservación del cordón umbilical del recién nacido no garantiza que las células madre que contiene puedan curar enfermedades del grupo familiar, por lo que no constituye “un seguro biológico”, señala un informe oficial respecto a esta práctica que puso en discusión la propiedad del material así conservado.

La comisión asesora en Terapias Celulares y Medicina Regenerativa del Ministerio de Ciencias de la Nación difundió ayer su postura en aspectos  clínicos, científicos y éticos acerca de la guarda de células madre de sangre de cordón umbilical.

Para las familias que pagan la guarda de esas células en bancos genéticos privados, “la probabilidad de necesitarla en el futuro, para sí o para otro familiar con enfermedades tratables con trasplante de médula ósea, es muy baja”,  explicaró la Comisión.

Sin garantía
Almacenarlas para uso personal o familiar “no constituye ninguna garantía” porque su uso puede no ser adecuado en alguna enfermedad particular o para otro miembro de la familia (incompatibilidad, por ejempo) e, inclusive, puede resultar insuficiente o no apta para un tratamiento, explicaron. Preservar “la sangre de su propio hijo sólo es aconsejado cuando la familia posee otro niño que tiene o ha tenido una enfermedad que pudiera ser tratada con trasplante de médula ósea”, indicaron.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Artículos destacados