Predomina la intuición en la toma de decisiones estratégicas del líder argentino

Con miras a 2019, cuando las empresas ya comienzan a delinear sus planes estratégicos, Universidad Siglo 21 presentó ayer un nuevo estudio que identifica las características de los líderes al momento de tomar decisiones.
Así se observó que 44% de los líderes toma decisiones estratégicas privilegiando la intuición; también se concluyó que, a mayor edad, mayor apetito de riesgo; y que las mujeres tienen mayor tendencia a poseer un estilo directivo consultivo, en busca de consensos y consejos en otras personas al momento de tomar decisiones estratégicas.
Estas cifras demuestran que entre 39% y 44% de los líderes no utilizan metodologías racionales cuando se encuentran analizando qué decisión tomar.
Además, uno de cada tres no usa métodos que aseguren la calidad de sus implementaciones, ya que no busca información de manera exhaustiva para garantizar los buenos resultados ni generan alternativas.
Cuarenta por ciento no analiza la información obtenida, por lo que se aumenta la capacidad de gestionar el riesgo inherente a esa decisión.
Sin embargo, también el tamaño de la empresa impacta en las decisiones de sus directivos: los pertenecientes a las grandes compañías muestran valores más altos en la racionalidad procedural y en la consiguiente calidad de implementación. Por ejemplo, en 33% de micro-empresas se encontró una “racionalidad procedural alta”, en comparación con 48,6% de grandes empresas.
Asimismo, la edad impacta en los resultados ya que, a mayor edad, mayor apetito de riesgo.

Por generaciones
Según el corte por generaciones, los millennials (18 a 35 años) son los que menos apetencia al riesgo presentan, en comparación con la generación X (36 a 50 años) y babyboomers (mayores de 50 años). Sorprendentemente, cuando se trata de decisiones estratégicas, los más jóvenes son más conservadores que sus colegas de mayor edad.
Por otra parte, líderes que cuentan con mayor “inteligencia de riesgo” logran mayor calidad en las elecciones estratégicas y en las implementaciones. Esto es, predecir la capacidad de tomar buenas elecciones en situaciones de incertidumbre y complejidad. Pero sólo la mitad de ellos utilizan métodos cuantitativos para estas evaluaciones.
En cuanto a los estilos, el estudio identifica cinco: espontáneo, evitativo, intuitivo, dependiente y racional. Particularmente, los pertenecientes a este último pueden tomar decisiones estratégicas de mayor calidad y tienen más inteligencia de riesgo que aquellos en los que preponderen otros.

Artículos destacados