Aislamiento: nutricionistas dan recomendaciones para alimentación y compra responsable

El Centro de Prácticas en Salud Pública (CPSP) de la Escuela de Nutrición de la Universidad Nacional de Córdoba lanzó una serie de recomendaciones ante la contingencia de la pandemia por coronavirus. “El equipo de docentes y los profesionales del Centro elaboraron un dispositivo comunicacional con recomendaciones para estos días de cuarentena, para una buena alimentación, compra y consumo responsable”, precisó a Comercio y Justicia Liliana Barbero, docente y Coordinadora del CPSP, quien concretó la guía junto a María Eugenia Eppens y Noelia Ruatta también integrantes del mencionado centro.
“En tiempos de coronavirus, la principal acción preventiva es evitar circular y practicar al extremo las medidas higiénico sanitarias, por lo que debemos planificar de manera inteligente la compra de alimentos para nuestro hogar. Esto nos permitirá abastecernos con aquellos que además de nutrirnos, tengan las características de permanecer inocuos, y perdurar durante un lapso determinado de tiempo que los hace aptos para su consumo”, señaló Barbero.
En tanto, Eppens sostuvo que es fundamental comprar responsablemente, solo lo que se necesita en el hogar por un periodo no mayor a 15 días. “La solidaridad colectiva es parte de la estrategia ciudadana para mantener la disponibilidad de alimentos”, agregó.Ruatta, quien recomendó efectuar la compra preferentemente en lugares de expendio de alimentos barriales (almacenes, verdulerías, carnicerías), donde circula menor cantidad de personas. “Es sumamente importante salir de su casa sólo si es indispensable”, insistió.

Algunas de las recomendaciones

¿Dónde y cómo comprar?
* Lugares con poca concurrencia.
* Comercios cercanos a los domicilios.

* Mantener la distancia recomendada entre compradores y vendedores.
* Preferentemente utilizar crédito o débito donde sea posible.
* Al usar efectivo desinfectarse con alcohol en gel o alcohol al 70%, lo mismo al utilizar las tarjetas.
* Comprar desde su casa, en caso de poder realizar compras on line.

¿Cuánto comprar?
* Revisar que alimentos tenemos en casa.
* Planificar un menú para dos semanas.
* Realizar la lista de la compra en función de las preparaciones.
* La lista de los productos alimenticios y sanitarios a comprar ayuda a permanecer menos en el comercio.

 Equiparse
* Planificar el lugar para almacenar la compra
* Ordenar, limpiar y dejar espacio en tu alacena, armario, heladera/freezer.
* Contar con recipientes y/o bolsas aptas para guardar alimentos perecederos.
* Desinfectar envoltorios de alimentos o latas con un paño húmedo en solución de agua con lavandina.
*Rotular con nombre del alimento y fecha, antes de guardar en el freezer.

¿Qué priorizar al momento de comprar?
* Priorizar los alimentos naturales frescos y los de escaso procesado.
* Elegir los de mayor vida útil: alimentos secos, envasados en latas y frascos.
* Seleccionar alimentos que se puedan congelar o congelados.
* Revisar fechas de vencimiento de todos los alimentos.

¿Qué alimentos limitar?
* Limitar el consumo de bebidas alcohólicas y bebidas azucaradas, porque no favorecen la correcta hidratación, entre otras contraindicaciones.
* Limitar los alimentos industrializados, la comida rápida, y los alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal.
* Elegir alimentos frescos: vegetales y frutas de estación. Carnes: racionar la cantidad necesaria de consumo por comida.

Finalmente, Barbero resaltó que la actual situación “nos hace repensar los hábitos de higiene que tenemos en la manipulación de los alimentos, de la manera que podemos prevenir todo tipo de enfermedades cuando estamos elaborando en nuestra casa las comidas, y la alimentación de todos los días donde tantas veces recurrimos a alimentos industrializados y donde vemos que lo más natural pasaría por hacer alimentos en casa”.
Agregó que también docentes de la cátedra Práctica en Salud Pública se encuentran asesorando a ONG en la adaptación de las recomendaciones para merenderos y comedores barriales, aportando los cuidados que deben tener las familias al momento de servirse en el hogar considerando la vulnerabilidad de estas poblaciones.

Artículos destacados