Mejores currículums para la inserción de recién egresados

ESPECIALISTA. Andrés Quesada brindó siete herramientas para “venderse” mejor.

De quienes están buscando trabajo, 34,5% son jóvenes de hasta 25 años que salen al mercado por primera vez. Para abrirse camino, existen formas que permiten mostrar lo mejor del postulante para alcanzar un empleo.

Al finalizar los estudios universitarios, la prioridad para cualquier joven es conseguir un trabajo dentro del área en la que se especializó, en el cual pueda volcar todo lo aprendido a lo largo de su carrera.

Este escenario ya de por sí no es sencillo, y puede presentarse complejo para aquellos que, por la demanda horaria de su carrera o por cuestiones personales, no cuentan con experiencia laboral, al menos en el campo en el que desean desempeñarse. Hoy, 34,5% de quienes se encuentran en la búsqueda laboral son jóvenes de hasta 25 años que salen al mercado por primera vez. Cifra importante, sobre todo si tenemos en cuenta que la proporción de puestos especializados que aceptan personas sin experiencia es relativamente baja.

Ante esta situación, los especialistas recomiendan que los jóvenes busquen alternativas para hacer que sus currículums sean más atractivos para quienes puedan ofrecerles un trabajo.

“Una alternativa es realizar prácticas no remuneradas durante los últimos años de estudio. Puede ser mediante pasantías, que generalmente surgen de convenios entre las universidades y distintas empresas, o pueden también ofrecer de manera directa e independiente servicios ad honorem especializados a pymes y autónomos. De esta manera, el estudiante gana en experiencia y la empresa accede a un servicio que de otra manera estaría fuera de su alcance”. Así lo aconsejó Andrés Quesada, especialista en Selección de Personal y coordinador de Recursos Humanos del Centro de Formación Profesional (CFP).

“Por otro lado -agregó-, el estudiante debe profundizar sus conocimientos y realizar todos los cursos y talleres que tenga la posibilidad de hacer y que estén en el marco de su carrera. Además de buscar experiencia, las empresas buscan colaboradores con profundos conocimientos en la materia que los compete, sobre todo cuando se trata de trabajo que requiere un grado determinado de especialización”.

Hoja de ruta
En el contexto, el currículum y su presentación son fundamentales. A la hora de redactarlo, Quesada brinda algunos consejos:

• Adaptarlo al tipo de trabajo al que se aspira. Debe ser breve, de no más de dos páginas, por lo que es fundamental incluir en él sólo la información indispensable, y ésta depende del trabajo al que nos postulamos.

• Incluir siempre una carta de presentación con los objetivos a los que se aspira, además de destacar las fortalezas del postulante.

• Eliminar datos irrelevantes o información duplicada.

• Mantener actualizado el currículum, sobre todo cuando se encuentra cargado en portales de empleos o sitios de las empresas.

• Hablar de remuneración sólo si en la convocatoria se pide ese dato.

• Evitar decepciones: si no se reúnen esos requisitos para un empleo, no presentarse. Los responsables de selección de las empresas, al considerar a los candidatos, sólo tendrán en cuenta a quienes cumplen con las especificaciones por ellos detalladas.

• Tener presente al destinatario del currículum. Redactarlo entendiendo que otra persona lo leerá.

Las redes sociales
Responsables de RRHH verifican los perfiles sociales

Un punto que no se debe descuidar es el relacionado con la actividad en la redes sociales. Si bien se trata de un entorno personal y privado, la actividad en ellas puede influir en las posibilidades laborales. En una encuesta reciente, 80% de los responsables de RRHH consultados admitió verificar los perfiles sociales de los candidatos a diferentes puestos. “No se trata de aparentar algo que no somos. Tal como en una entrevista personal, se trata de mostrar lo mejor de nosotros, y ser coherentes entre lo que somos, decimos y mostramos. A veces el panorama puede parecer poco prometedor para aquellos nuevos profesionales que abandonan la seguridad de las aulas para insertarse en el mundo real pero, como se podrá apreciar, cuentan con valiosas herramientas que les permitirán dar sus primeros pasos en el mercado laboral, si saben combinar inteligencia, creatividad y versatilidad”, concluyó Quesada.

Artículos destacados