Lavado de dinero: ajustan medidas de control en operaciones de inmuebles

Inscripciones sucesivas sobre un mismo bien en un plazo de dos años, con diferencia de precio superior a 30%, son sospechosas. También la multiplicidad de anotaciones de una misma persona.

La Unidad de Información Financiera (UIF) dispuso ayer más controles para evitar el lavado de dinero en operaciones de compra y venta de inmuebles. Por medio de la Resolución 41 publicada en el Boletín Oficial, determinó que los Registros de la Propiedad Inmueble de cada jurisdicción deberán informar mediante reportes mensuales operaciones denominadas “inusuales o sospechosas”.

Dentro de esta categoría se incluyen aquellas transacciones “aisladas, no acordes con el perfil del cliente, o de rasgos salientes en relación a los movimientos típicos del mercado”. También, las que luego de haber sido rotuladas como “inusuales”, se detecte que no guardan relación con las actividades lícitas del cliente.

Entre los ítemes a tener en cuenta para catalogar una operación como sospechosa el organismo menciona “las inscripciones sucesivas sobre un mismo inmueble, en un plazo de dos años cuando la diferencia entre el precio de la primera operación y de la última sea superior a 30%”.

También “la multiplicidad de inscripciones u anotaciones en cabeza de una misma persona, ya sea física o jurídica, dentro del plazo de un año” es otro indicador previsto por la UIF en la resolución.

Asimismo, se apunta a “la multiplicidad de nombres, DNI, Clave Única de Identificación Tributaria o Laboral, Cédula de Identidad o cualquier otro elemento de identificación en cabeza de la misma persona”, así como la “coincidencia” de nombres o de números de los documentos de identificación antedichos.

Para implementar estas políticas de prevención de uso de dinero de origen ilícito, los Registros deberán capacitar al personal y designar un oficial que mantendrá el contacto directo con la UIF.

El comercio exterior, en la mira

El organismo que preside José Sbatella también dispuso mayores controles en operaciones de importación y exportación y determinó los procedimientos de prevención que deben implementar los despachantes de aduanas, agentes de transporte aduanero, importadores y exportadores, según la resolución 39.

De la misma manera que la UIF estableció para otros sectores de la actividad económica, los operadores de comercio exterior deberán “reforzar el procedimiento de identificación del cliente” cuando se sospeche que sean empresas pantalla, fideicomisos y en transacciones a distancia.

Esto es, especialmente en operaciones y relaciones comerciales realizadas “con personas de o en países que no aplican o aplican insuficientemente las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI)”.

Reunión clave
En las últimas semanas, el referido organismo dispuso una serie de medidas antilavado. Ocurre que a fines de este mes -entre el 23 y el 25 de febrero- Sbatella irá a una presentación ante el GAFI para convencer al organismo de los avances en materia de prevención del lado de dinero y lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

Cabe recordar que en octubre pasado el organismo internacional del cual Argentina también forma parte, fustigó la política antilavado del país y puntualizó que incumple 47 de sus 49 recomendaciones.

Batería de medidas

Desde el año pasado la Unidad de Información Financiera (UIF) viene dictando un cúmulo de resoluciones que intenta generar herramientas en para seguir el rastro del lavado de dinero a través de bancos, la Comisión Nacional de Valores (CNV), la Superintendencia de Seguros, las empresas de caudales y de juegos de azar, entre otros

Artículos destacados