La responsabilidad social empresarial, una gestión que lleva a la sostenibilidad

Tanto grandes firmas como pymes tienen a su alcance medidas concretas que pueden convertirse en un plan de acción medible para lograr un entorno sustentable.

En Argentina, la responsabilidad  social empresarial (RSE) es un tema incipiente. Sólo las grandes empresas presentan mayor conocimiento y práctica en una materia que requiere tener políticas establecidas para contribuir al desarrollo, cuidando tres pilares interdependientes para lograr sustentabilidad: el económico, el social y el medioambiental.

Según José David, delegado de la Cámara Española de Comercio de la República Argentina (Cecra) y líder de Responsabilidad Corporativa & Sustentabilidad, de Deloitte, tanto grandes como pymes tienen a su alcances las posibilidades para entender un entorno cambiante que clama que las empresas se involucren, con políticas concretas, en colaborar para un mundo ambientalmente sostenible.

“La RSE es un modelo de gestión que lleva a lograr la sostenibilidad. Un modelo de gestión porta una política, una estrategia, objetivos y un plan de acción con metas cuantificables. Hoy, el mayor porcentaje de las empresas realiza y confunde filantropía con RSE”, resaltó José David, quien disertará el próximo viernes en el marco de las “Primeras Jornadas Empresariales RSE y Ambiente”, que organizan la delegación cordobesa de la cámara española y la Cátedra de Proética del Instituto de Ciencias de la Administración (ICDA) de la Universidad Católica, con auspicio de Comercio y Justicia.

Además de contribuir al posicionamiento y optimización de la gestión de riesgo de una empresa, el cuidado medioambiental es un integrante primordial en la cadena de valor en todo proceso productivo.

“Hoy hay cuatro ejes de acción sobre los que están trabajando en materia ambiental aquellas empresas que implementan RSE. Éstos son: residuos, eficiencia energética, generación de emisiones y agua”, enumeró David, licenciado en Ecología y Gestión de Áreas Naturales.

Cómo empezar
Por otra parte, el especialista dio algunas claves de cómo pueden dar comienzo aquellas pequeñas y medianas compañías que aún no hayan hecho nada en materia de RSE.

“Para empezar, una pyme debería comenzar por saber dónde está parada y decidir dónde hará foco, si en lo social o en lo ambiental. Es difícil tener un norte sin información. Además, la alta dirección de la compañía debe estar convencida en emprender este camino. Se puede trabajar con equipos combinados, con asesores externos que aporten una mirada integral pero también con gente de la organización que, aunque suele estar absorbida por el día a día, es la que mejor conoce la línea de proceso. Obviamente que debe haber un presupuesto para ello, aunque no siempre ése es el cuello de botella”, detalló.

Entre las buenas y sencillas prácticas que podrían empezar a implementar figuran: “Desde buscar cambiar ciertos hábitos de comportamiento del personal hasta planes de mejoras, como cambio de luminarias por las de bajo consumo dentro de la empresa. En este punto, por ejemplo, también deben operar hábitos como apagar las luces si una sala ha quedado vacía. Todo esto finalmente se traduce luego en los resultados de la empresa”, concluyó.

Agenda

– Primeras Jornadas sobre RSE y Medio Ambiente
– Viernes 20 de mayo, a partir de las 9, en el Anfiteatro del ICDA de la Universidad Católica, Obispo Trejo 323
– Informes: infoproetica@icda.uccor.edu.ar
-Temas: «Mejorar la competitividad de las pymes cordobesas fomentando al mismo tiempo una adecuada gestión ambiental”; “Buenas prácticas en uso de energía, residuos y agua” y “Gestión de la basura electrónica”, entre otros.

Artículos destacados