La inteligencia artificial ya está en tribunales y exige nuevos perfiles de abogados

Un sistema que predice la solución de expedientes jurídicos simples ya se aplica en la ciudad de Buenos Aires. Se trata de Prometea, que redujo considerablemente los tiempos judiciales: de días y meses se pasó a segundos y minutos para encontrar respuestas

Por Carolina Klepp – cklepp@comercioyjusticia.info

La transformación digital e inteligencia artificial en el derecho ya es un hecho en Argentina. Hay ejemplos cercanos en la Justicia. ¿Cómo se está aplicando? De eso hablaron Gustavo Corvalán (GC) fiscal General Adjunto en lo Contencioso-administrativo y Tributario porteño y creador de Prometea, Inteligencia Artificial al servicio de la Justicia, y Juan Manuel Haddad (JMH), gerente de Legales del Grupo Telefónica en Argentina, en el marco de Ciencia 21 de la Universidad Siglo 21. Antes, dialogaron con Comercio y Justicia.

– ¿Cómo se aplica hoy la inteligencia artificial en la Justicia?
– GC: En la fiscalía de la ciudad de Buenos Aires empezamos a trabajar, en junio del año pasado, para tratar de implementar sistemas predictivos en la justicia. Después de varios meses logramos predecir en una serie de casos, por ejemplo en aquellos en que personas piden soluciones habitacionales o juicios que le hacen al Estado por diferencias salariales y que la Justicia tarda días o meses en contestar. Por una parte, logramos automatizar, y por otra parte, predecir. Entre las dos cosas, 60% de lo que hacemos ahora lo hacemos con Prometea, que controla los plazos de manera automática, si el expediente tiene bien o no los documentos formales y después predice y hace la solución del caso.
Todo esto en 20 ó 25 segundos, algo que a una persona le puede llevar entre 50 minutos y tres horas. Podés hacer 1.000 expedientes en siete días con Promotea. En cambio, sin Prometea, te llevaría 180 días.
Además de eso, hace dos meses, junto al Laboratorio de Inteligencia Artificial de la UBA (Universidad de Buenos Aires) que se creó a partir de Prometea, con el decano de la carrera, entrenamos Prometea para que pueda asistir en compras públicas y crear pliegos y resoluciones. Medimos cuánto se tarda en una repartición de compras y contrataciones de la ciudad de Buenos Aires: 29 días en hacer pliegos y resolución; y con este sistema tardas cuatro minutos sin errores.

– ¿Por qué otros tipos de causas van?
– GC: Estamos yendo por un algoritmo transversal que detecte y controle la caducidad de los expedientes, cuando nadie lo impulsa; a llegar a determinado plazo tendría que salir de circulación, se archiva, hay que armar otro proceso. El algoritmo detectaría eso. En 20 días ya podríamos usar esa solución. Ya lo hemos llevado -20 días atrás- a las causas penales de conducir en estado de ebriedad, algo que representa 50% de lo que hace la fiscalía en primera instancia en la ciudad de Buenos Aires. Sin Prometea, en un mes se hacen 172 causas, y con Promotea, 800 causas.
Luego se controla humanamente la predicción y el dictamen y luego lo firmo si está bien, si no le agrego algo. La idea es que me ayude a hacer la primera versión de algo.

– ¿Han tenido consultas del Poder Judicial cordobés sobre el tema?
– GC: Estuvimos con Domingo Sesin, fueron a ver cómo funciona en la Justicia porteña.

– ¿Qué está haciendo Telefónica en materia de inteligencia artificial?
– JMH: Estamos con la digitalización y automatización de contestación de requerimientos judiciales. Tenemos entre 7.000 y 8.000 oficios judiciales por mes que contestar. Las empresas de telecomunicaciones son las máximas proveedoras de información a la Justicia actualmente, porque cada vez que hay una causa penal, el juez o el fiscal lo primero que pide es el cruce de llamadas o la titularidad de determinada línea. Eso produce oficios judiciales para la investigación. Entonces lo que hicimos es abrir un portal a la Justicia para que cargue la información que está solicitando. Esa información la toma un robot que entra a nuestro sistema, busca la información y se la devuelve y el oficio que tardaba entre 6 y 8 días en ciudad de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires y en el interior del país se estaba tardando entre 15 y 20 días, vamos a contestarlo en el día. Voy a reunirme con gente del Ministerio Público Fiscal de Córdoba para firmar el acuerdo con ellos y empezar a implementarlo también en Córdoba.

– ¿Qué perfil de abogados se requieren con estos cambios?
– JMH. En el caso de los abogados hay cosas que vamos a tener que dejar de hacer, se requiere un cambio de perfil, trabajo en equipo entre personas y robot. El blockchain con inteligencia artificial van a hacer que en muchos procesos ya no intervengan los humanos, como por ejemplo los reclamos de defensa al consumidor y las multas de tránsito. Se viene más automatización en Justicia y en los privados. Lo que hoy lleva años, llevará días. Al ver esta celeridad, la gente hará más reclamos, va a crecer el nivel de reclamos y lleva a darle más seguridad jurídica al ciudadano.

Artículos destacados