La inminente reforma del Código Civil y Comercial preocupa a los abogados

La agrupación Ius Córdoba quiere que se realice en todo el país una “Jornada Nacional de Esclarecimiento del Ciudadano”. Convocarán a los legisladores nacionales y plantearán sus reparos por la afectación de sus incumbencias profesionales.

A diez días de que se venza el plazo para que la Comisión Bicameral de reforma y unificación de los Códigos Civil y Comercial emita despacho, los abogados siguen manifestándose preocupados por los cambios que, una vez sancionado el nuevo código, afectarán el ejercicio de su profesión.

En esta ocasión, un grupo de ellos, que integran la agrupación profesional denominada “Ius Córdoba”, adelantaron a Comercio y Justicia que mañana elevarán un pedido al Colegio de Abogados para que se organice una “Jornada Nacional de Esclarecimiento del Ciudadano”.

La intención es, básicamente, que antes de que la Bicameral emita un despacho y a pocas semanas de que concluyan las audiencias públicas, se realice una reunión con los 17 legisladores nacionales que tiene Córdoba y se les transmita personalmente las preocupaciones que los letrados tienen con esta reforma.

Al mismo tiempo, la agrupación propone que la sugerencia se haga extensiva a la Federación de Colegios de Abogados de Argentina (FACA) para que ésta exhorte a todos los colegios federados a llevar la misma reunión a las 24 jurisdicciones autónomas existentes en el país.

En diálogo con este diario, el ex presidente del Colegio de Abogados de Córdoba y miembro de Ius Córdoba, Jorge Curtó, aclaró que los planteos de los abogados -que han sido expuestos también en las audiencias públicas que se hicieron en diferentes puntos del país- no son cuestionamientos “meramente corporativos sino que tienen que ver con la defensa de los ciudadanos que tienen derechos a ser asistidos por los profesionales más capacitados e idóneos”.

Curtó resaltó que pedirán a la FACA que solicite una prórroga del período de discusión en el Congreso por todo el tiempo que sea necesario. “Un tema tan importante no puede tener un plazo ‘fatal’ para su discusión”, resaltó.

Excluidos

Aunque son numerosos los casos que dejarán exento el patrocinio del letrado, Curtó enumeró algunos de los más preocupantes: el acto constitutivo de las asociaciones civiles, las convenciones matrimoniales y el pago por consignación.

“Se crea el sistema de la consignación extrajudicial mediante el depósito de la suma adeudada ante un escribano de registro (arts. 910 y 911), cuando, sabido es, pocas veces se plantean situaciones más complejas que en el caso de pago por consignación judicial”, remarcó Curtó.

En el caso de las convenciones matrimoniales, los abogados se preguntan qué ocurrirá cuando haya intereses opuestos. “Si las convenciones son hechas por escritura pública y existen puntos de discordia ¿el mismo escribano asesorará a ambas partes?.. ¿Lo que constituye una falta de ética para un profesional, no lo es para otro?”, concluyó.

La gira ampliada

Por pedido de los ciudadanos, la Comisión Bicameral anunció ayer que retomará este viernes, en Mar del Tuyú (partido de la Costa, Buenos Aires), las audiencias públicas que viene desarrollando en todo el país.

El conjunto que encabeza la diputada oficialista Diana Conti ya decidió además la agenda para los próximos encuentros: el viernes 9 de noviembre viajará a la provincia de Salta; el 16 a Ushuaia y el 23, a Posadas (Misiones).

Cabe recordar que la Bicameral ya llevó a cabo diez audiencias públicas en Tucumán, Rosario, La Plata, Neuquén, Corrientes, Córdoba, Bahía Blanca, La Rioja, San Luis y La Matanza (Buenos Aires).

En ese marco y aunque el 8 de noviembre vencen los plazos para el análisis del proyecto de ley, lo más probable es que aquéllos se extiendan un poco más de lo previsto y la sanción de la reforma correspondiente a la Comisión Bicameral se produzca durante el período de sesiones extraordinarias.

Aspectos
Los puntos más polémicos del anteproyecto

Matrimonio: Se elimina la distinción entre hombre y mujer. Habilita la posibilidad del régimen de separación de bienes mediante acuerdos prenupciales. Se omite la necesidad de vivir bajo el mismo techo.

Divorcio: Se simplifican los trámites. Se admitirá por la petición de solo uno de ellos. Ya no será necesario esperar tres años. El adulterio dejará de ser causal de divorcio.

Fertilización: Se legaliza el alquiler de vientres.

Adopción: Se fijan cuatro nuevas formas, desde la plena hasta la que garantiza el derecho de los niños a conservar lazos con su familia biológica.

Modificaciones para quienes desean convertirse en padres: Entre los cambios más controvertidos se plantea otorgarles un marco legal a los tratamientos de fertilización, que hoy están regidos solo por un código de ética profesional, determinando qué prácticas se aceptan y cuáles no.

Se busca introducir la figura de la filiación por técnicas reproductivas, ya que actualmente el Código Civil solo contempla que se puede ser padre biológico o por adopción.

Datos

– El actual Código Civil actual tiene 141 años. Fue redactado durante cuatro años por Dalmacio Vélez Sársfield. Se sancionó durante la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento

– Desde su implementación, fue sufriendo modificaciones, acorde a necesidades o a los intereses de distintos sectores de la sociedad. La primera fue ya en 1888.

– El actual anteproyecto lo reduce a 2500 artículos

Artículos destacados