La igualdad de género para llegar a jefe, materia pendiente

La mayoría prefiere desarrollar su carrera lo máximo posible antes que tener hijos a edades más tempranas. A 58 por ciento de las encuestadas les da igual ser lideradas por hombres o por  mujeres.

Más de la mitad de las mujeres (52%) considera que no tiene las mismas posibilidades que los hombres para acceder a puestos jerárquicos en Argentina.

Así lo reveló ayer un sondeo realizado en febrero por el Grupo RHUO y la Universidad Abierta Interamericana (UAI), que consultó a mil mujeres de entre 18 y 60 años bajo la encuesta “Mujer y Trabajo”.

A pesar de que en las últimas décadas la mujer conquistó diversos derechos, ganando espacio en el ámbito laboral, su percepción de igualdad con respecto a los hombres tiende a ser negativa: más de la mitad asegura estar en desventaja.

Además, más de 50 por ciento cree que desarrollar una carrera laboral o profesional es un camino particularmente difícil para la mujer. Al respecto, 55 por ciento también sostiene que posee menos posibilidades de conseguir trabajo o de lograr un ascenso laboral si tiene un hijo menor a cinco años.

En ese sentido, la mayoría de las mujeres (34%) prefiere desarrollar su carrera lo máximo posible antes que tener hijos a edades más tempranas (12.5%).

Jefes
Indagadas sobre las preferencias de género a la hora de ser lideradas, en líneas generales, a las mujeres “les da igual” (58%) con quien trabajen. Pero 32 por ciento prefiere que sus jefes sean hombres. Es decir, del resto, tres de cada cuatro escogen trabajar con hombres.

En cuanto al equipo de trabajo, sólo once por ciento opta por tener mujeres a su cargo, en tanto que 28 por ciento elige liderar también a hombres. Consultadas sobre la paridad laboral con el hombre, son las mujeres mayores de 40 años las menos optimistas al respecto.

Entre las mujeres de más de 50 años, 31por ciento sostiene que recibe menos salario que el hombre por igual trabajo, excepto en el ámbito estatal.
En contrapartida, sólo 19 por ciento de las mujeres de entre 18 y 29 años piensa que recibe sueldos menores, salvo en el Estado.

“Parece que la visión de la mujer con respecto a las posibilidades de desarrollo laboral cambia a partir de los 30 años. Hasta esa edad las mujeres encuestadas creen tener casi las mismas posibilidades que el hombre de acceder a puestos jerárquicos. A medida que aumenta la edad disminuye esta creencia”, explica Mariela Aliandri, gerente de Capital Humano de Grupo RHUO.

En sintonía con ello, las mujeres menores de 29 años piensan que no es un camino particularmente difícil el del desarrollo laboral. Después de los 30, los porcentajes se invierten significativamente; casi 60 por ciento de las mujeres encuestadas piensa que es un camino difícil el del desarrollo laboral para una mujer.

Jóvenes optimistas
“Estos datos nos permiten pensar que, por un lado, la mujer que tiene entre 20 y 30 años se encuentra todavía en los inicios de su carrera profesional y sus proyecciones y deseos de crecimiento le hacen pensar que el futuro está por delante y todo es posible de alcanzar. No debemos olvidarnos, además, que las generaciones más jóvenes creen en la igualdad entre el hombre y la mujer en todos los ámbitos, incluyendo el laboral; mientras que las mujeres que ya transitaron más de una década de trabajo empiezan a entender que las reglas de juego todavía no son tan parejas en una sociedad que intenta salir de una cultura del trabajo históricamente masculina”, agregó.

Para la especialista, todo esto, combinado con el deseo o el hecho de ser madre, se transforma en un mix de factores que pone en jaque el desarrollo profesional de la mujer (sólo 32% de las trabajadoras madres tiene un puesto jerárquico). Finalmente, el estudio concluye que resulta evidente que todavía queda un largo recorrido en la tarea que tiene la mujer para compatibilizar profesión y maternidad; y a nuestra sociedad, para fomentar políticas que colaboren en este sentido.

Por nivel de estudio

– Un dato a destacar es que 70 por ciento de las encuestadas sin estudios respondió que las mujeres tienen las mismas posibilidades de acceso a puestos jerárquicos que los hombres.

– La tendencia se va modificando a medida que el nivel de estudios se eleva; por lo que apenas 36 por ciento de las encuestadas, con estudios universitarios, contestó que las mujeres tienen la misma oportunidad que sus pares masculinos.

Artículos destacados