Juez promete que universidad y colegios serán sus consultores

Ante la federación que nuclea a graduados coincidió con el argumento de éstos en el sentido de volver al “orden público” de los honorarios profesionales, pero dijo no poder comprometerse con cambios que requieran modificaciones legislativas.

El inicio de la ronda con candidatos a gobernadores organizado por la Federación de Entidades Profesionales de Córdoba (Fepuc) llevó a Luis Juez (Frente Cívico) a contestar una agenda de temas que hoy preocupa a los graduados. Entre ellos, la participación de los equipos técnicos de colegios profesionales en acciones puntuales, una ley que devuelva a éstos la potestad para fijar honorarios mínimos éticos y la inclusión de la entidad en el Consejo Económico y Social. En próximos encuentros, Oscar Aguad y José Manuel de la Sota también responderán sobre estas inquietudes.

Sobre éstos y otros puntos, Juez dió algunas definiciones:

Sobre la participación de los equipos técnicos en acciones concretas  del Estado. Seguramente vamos a convocar los colegios profesionales porque es una forma de involucrarlos en el quehacer diario en la construcción del Estado. Cuando discutimos el plan estratégico de la Municipalidad acudimos fuertemente a algunos colegios sabiendo que es un tema que está en desuso, porque los Estados ya hace varios años que vienen disponiendo de recursos que tiene el patrimonio provincial para sostener consultoras. Yo no tengo nada en particular contra nadie, pero no está en nuestra concepción de Estado ni sentarnos a discutir con la Fundación Mediterránea ni comprarle los técnicos a fulano o a mengano. Vamos a hablar con los colegios profesionales y si disponemos de recursos vamos a contratar a la universidad, en primer lugar, y a los colegios profesionales, en segundo lugar, como elementos de consultas. Aparte es mucho más transparente el control del gasto; ustedes no pueden esconder sus balances.

Sobre la restitución del “orden público”  de los honorarios profesionales mediante una ley. Estoy de acuerdo con el argumento que plantean pero quiero ser prudente, no puedo prometer esto. Yo voy a ser gobernador, lo que no voy a tener es mayoría en la Legislatura. Todas estas cuestiones que tienen que ver con modificaciones legales van a requerir consensos, lo veo difícil, pero podemos dar la lucha juntos, la peor gestión es la que no se hace. Creo que (cuando se desregularon las actividades) fue injusto y en el marco de un Estado liberal.

Sobre el reclamo de Fepuc de que se la incluya en el Consejo Económico y Social por ser la entidad de mayor representatividad de l sector profesional, como lo establece el marco reglamentario. Nosotros vamos a gobernar con el Consejo Económico y Social, que es una herramienta fundamental. Si la Fepuc tiene que estar ahí, allí estará.

Sobre la necesidad de matriculación para los profesionales del escalafón público (cargos jerárquicos y de planta) en todo puesto que se les exija el título. Comparto el argumento la responsabilidad, de que los colegios no puedan ayudar en el control de la conducta profesional en la función pública. Para mí, la decencia y la honestidad van de la mano de la idoneidad. Hemos tenido profesionales fuertemente matriculados y han sido unos sinvergüenzas terribles. Vamos a tratar de buscar el criterio de la decencia, esos valores son irrenunciables, es tanto como la matriculación. Primero vamos a necesitar que se matriculen con la decencia.

– Sobre el pedido de consideración para que colegios asuman la representatividad de los profesionales en cada ámbito de las reparticiones. Lo veo complicado, no porque no comparta el argumento. Pero yo voy a ser gobernador, no Dios, así que no me pidan milagros. No creo que esta discusión la podamos dar sin un altísimo nivel de conflictividad con los gremios. Si esto no es parte de un consenso, no creo que podamos discutirlo. Me parece que está bueno, que es un reclamo de los colegios profesionales, pero todo lo que no avanzaron los colegios avanzaron los sindicatos. Hay que reconocer que los espacios que no hemos cubierto los profesionales, los han cubierto con mucho respaldo, inteligencia y presión muchos gremios.

– Un pedido de Juez.  “Necesito que se involucren; no hablemos sólo de cuestiones deontológicas, metámonos a discutir. Por ejemplo, la política de justicia. Es importante que los consulten. Si me toca gobernar la provincia, quiero abrir el Estado a los colegios profesionales. Recuerdo que algunos colegios, en soledad, advirtieron lo que significaba el gerenciamiento del ex Ipam. También recuerdo que con informes de los colegios de Abogados de Córdoba, Villa María y Río Cuarto, en la gestión de Mestre, nosotros ‘nos llevamos puesto’ un Tribunal Superior. Yo era diputado en ese momento e integraba la Comisión de Justicia. Necesito que participen”.

Artículos destacados