Hasta $80 mil por proyecto de tecnologías de inclusión

El Ministerio de Ciencia destinará un monto total de 3.840.000 pesos distribuidos para la resolución de problemas en cuatro áreas temáticas: economía social, agricultura familiar, discapacidad y hábitat social.

Hasta este viernes hay tiempo para presentar un proyecto de tecnologías para la inclusión social en las áreas de agricultura familiar, discapacidad, hábitat social y economía social. La convocatoria destinará un monto total de $3.840.000 distribuidos entre las cuatro áreas, y de hasta $80.000 por proyecto. La duración de la ejecución de las iniciativas será de hasta nueve meses.

“La finalidad de los proyectos deberá consistir en la resolución de un problema social o productivo a través de un desarrollo tecnológico cuyo logro deberá alcanzarse de manera asociativa, contando con la participación de, al menos, una institución del sistema científico-tecnológico de Argentina”, sostiene el comunicado de la cartera que dirige Lino Barañao.

En detalle
En cuanto a los proyectos relativos a discapacidad deberán estar orientados a resolver o mejorar la calidad de vida de las personas que la porten, mediante un desarrollo tecnológico específico, tendiente a su integración para lograr la participación plena y efectiva en la sociedad.

Respecto de iniciativas en materia de economía social, tendrán que comprender el desarrollo de soluciones tecnoproductivas que permitan mayor sustentabilidad a los microemprendimientos o iniciativas productivas de mediana o pequeña escala. Se privilegiarán aquellos proyectos que aprovechen las ventajas locales de producción en los mercados regionales emergentes y/o que contribuyan a la generación de empleo genuino.

También se convoca a proyectos sobre técnicas de producción, de organización y/o comercialización, y el acceso al uso de agua y la energía renovable aplicados a la producción. Se privilegiarán aquellos que planteen la adecuación de maquinaria agrícola a pequeñas unidades agropecuarias familiares.

Otra de las líneas de proyectos se orienta a mejorar el hábitat con énfasis en sus dimensiones sociales. Se privilegiarán las acciones que impliquen el uso de recursos locales, la innovación en materiales y sistemas constructivos, captación y potabilización de agua, manejo de residuos y uso racional de la energía.

Artículos destacados