Es importante potenciar la figura del nanoemprendedor

PIONERO. Marc Ramis Castelltort explicó el potencial de la nanotecnología para el futuro de las pymes.

El especialista habló ante un grupo de empresarios sobre la incidencia de la transferencia tecnológica en los procesos de innovación del sector productivo. Y destacó el valor y empuje de los emprendedores, directivos y técnicos de laboratorios.

“El sector nanotecnológico es un sector emergente en todo el mundo, en muchos ecosistemas; como en España, por ejemplo, en lugar de haber una adaptación de las empresas grandes a esta tecnología, se han ido creando muchas empresas pequeñitas que comienzan a comercializar la nanotecnología que surge de los centros de investigación; muchas no sobreviven y otras sí. Desde que llegué a Argentina me he encontrado una situación un poco parecida: empresas pequeñitas, puramente de nanotecnología, que están empezando a emerger. Hoy es importante potenciar la figura del nanoemprendedor”. De esta manera describió Marc Ramis Castelltort lo que está ocurriendo en el mundo y aquí con respecto a este nuevo paradigma científico, que es la manipulación de la materia a escala de átomos y moléculas que ya está modificando procesos productivos y creando nuevos objetos. Castelltort es doctor en Bioquímica y CEO de la compañía Tech & Bussiness Innovation y habló con Comercio y Justicia.

– ¿Cuál es el sector que más aplica nanotecnología?
– Si bien no tengo un muestreo muy grande, estoy viendo que hay más desarrollado en productos con un tiempo de mercado corto, como por ejemplo las pinturas. También veo en el tema de venta directa de nanopartículas para uso en laboratorio. Se advierte menos en sector salud (medicina).

– ¿Un ejemplo concreto para graficar cómo una pyme puede aplicar nanotecnología?
– El caso de las pinturas puede ser un buen ejemplo. Una empresa puede vender pintura, tener una gama de productos y vender por volumen, pero la nanotecnología puede darle, a través de los nanocoatings, propiedades a esa pintura como por ejemplo propiedades antibacterianas –con nanopartículas de plata-. De esta manera, esa pintura puede tener un valor agregado e incluso puede abrir campo para exportar.

En alimentos, con en el packaging. Con nuevos nanopolímeros con propiedades mayores de conservación de la comida.

– ¿Cuál es el objetivo del asesoramiento a las pymes cordobesas?
– Uno es fomentar la transferencia tecnológica y crear una plataforma tecnológica de equipos que estén al servicio de las pymes y que estén en centros de la universidad o asociados al Conicet. Estoy conociendo grupos académicos que tienen estos equipamentos para crear esta plataforma nanopymes al servicio de la empresa.

Otro objetivo es colaborar en una red de nanoemprendedores. Estoy también identificando proyectos que puedan ser interesantes, que puedan ser incubados para ir creando esta red, que luego se conviertan en pymes.

Hay muchos proyectos que pueden estar ahora en manos de las universidades y que necesitan una maduración para poder llegar al interés de una empresa, y que esa maduración no la va a poder hacer el académico porque no es su trabajo, la empresa no va a asumir el riesgo de hacerla y a un emprendedor de empresa tecnológica hay que darle energía para proyectos que tal vez le demanden dos o tres años de desarrollo.

En este sentido, el especialista destacó el rol del Estado con apoyo crediticio, como ocurre en España, “con una línea de capital riesgo para emprendedores que si les va bien lo tienen que devolver y si no, no le embargan la casa”.

En Córdoba
Fármacos oncológicos con aplicaciones nano

Córdoba hoy es el punto focal del Programa NanoPymes en Argentina, que abarca la región de Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa. Actualmente se está trabajando en reunir las empresas y los centros que trabajan con nanotecnología para poder conformar consorcios público-privados en el tema. En este momento se está trabajando en 3 ó 4 ideas de proyecto de sectores involucrados en las áreas de alimentos, de salud y de electrónica.

“En el ámbito público, el Ceprocor está trabajando en un importantísimo proyecto de fármacos oncológicos con aplicaciones nano para que sea un fármaco de los que se denominan “delivery de drogas”. En este caso se está trabajando en la creación de una empresa de base tecnológica para poder transferir el producto al mercado. En el ámbito empresarial, hay un proyecto interesante sobre baterías de litio”, describió Maribel González, jefa de Cooperación Internacional de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la provincia.

También informó que el Programa Nanopymes tiene abierta una convocatoria en todo el país para presentar proyectos entre empresas y centros de investigación que finaliza el 28 de abril. El monto total a financiar es de 2. 229.700 euros.

Artículos destacados