El avance de la economía regional elevó la demanda de cirugías estéticas

Con injertos, cultivos y manejo de tejidos y células nuevas se va hacia una medicina más biológica. El cirujano plástico Aldo Mottura describió el escenario local e internacional.

“Con el avance que ha tenido la economía regional de Córdoba en los últimos años, mucha gente, de la misma forma en que se compran más autos, más departamentos y hace compras en los shoppings, tiene más dinero para gastar y se preocupa también por su aspecto personal. Entonces, la demanda de la cirugía estética es mucho mayor: antes una mujer tenía bolsas en los ojos o las mamas caídas y no se preocupaba tanto; ahora que tiene dinero para gastar, eso pasa a ser algo que le importa”.

Así describe el actual escenario con relación a su especialidad el cirujano plástico Aldo Mottura, un referente cordobés de amplio reconocimiento nacional e internacional en cirugías estéticas y reconstructivas. En diálogo con Comercio y Justicia, el médico planteó las tendencias tanto en el plano local como los avances que se están haciendo en el mundo.

– Con relación a las cirugías estéticas, ¿hay alguna tendencia que en este último año haya cambiado entre hombres y mujeres ?
– La demanda por parte de los hombres ha tenido un incremento paulatino en los últimos años. Ellos tienen demandas distintas de las mujeres. Para ellos los problemas son las adiposidades, la bolsa de los párpados, los párpados, la nariz y otras cosas específicas. En realidad, los encantos de las mujeres son muy diversos, entonces hay más cosas por hacer. Pero hay algo que en los hombres está creciendo -y en los próximos años va a crecer más- que es el problema del pelo, porque los hombres se sorprenden en la medida en que ven que sus amigos se han operado y quedan mucho mejor.

– ¿Qué porcentaje de mujeres y hombres atiende en la clínica?
– 75% mujeres y 25% hombres.

– ¿Cuáles son las cirugías más demandadas por las mujeres?
– Las consultas de las cirugías nuestras son estacionales. Por ejemplo, viene el verano y todas buscan mejorar la silueta. Entre septiembre, octubre y noviembre todas quieren estar bien para las mallas, entonces, ahí tenemos un incremento grande de todo lo que es contorno corporal. Luego viene el invierno y la gente ya no está tan motivada por el contorno corporal sino por su aspecto, entonces ahí vienen más las cirugías de la cara.

Entre todas las cirugías la mayor demanda es de cirugías de mamas porque no sólo ponemos prótesis, también las mujeres vienen porque tienen mamas grandes o quieren levantarlas o llegan para la reconstrucción, por el cáncer. Entre todas esas, la demanda es muy grande.

– ¿Hay demanda de cirugía vaginal?
– Recién ahora está creciendo la demanda, la gente se está enterando de que existe. Si bien hay algunos problemas que son concretos, antes no sabían que había solución.

– ¿Qué lo hizo conocida?
– La difusión. Hay muchos sitios en la web en los que se habla de cirugías íntimas, vaginales; hay notas en las revistas y los diarios. A medida que las mujeres reconozcan este tipo de problemas, porque a veces tienen disfunciones que no saben que son problemas y no saben que tienen solución, van a realizar las cirugías.

– ¿Influye en la demanda de cirugías la cultura de la imagen?
– La mayoría de las pacientes que nosotros operamos viene con problemas. Una chica joven, quien no ha desarrollado su busto, es un problema serio. Una mujer que amamantó tres hijos y tiene las mamas planas o caídas como la de una viejita tiene un problema serio. Una mujer que tiene 20 años y tiene la mama muy grande también es un problema. Yo le diría que entre 80 y 90 por ciento de lo que operamos son verdaderos problemas y sólo 10 ó 15 por ciento debe de ser personas que quieren mejorar la estética por la estética solamente, que quieren tener la mamas un poco más lindas o sacar una adiposidad.

– ¿Para qué lado va la cirugía estética en el mundo?
– Va hacia la parte de la medicina biológica. De a poco, por ejemplo, ya estamos manejando injertos de tejidos. En el mundo ya hay cultivos de tejidos, se va a ir paulatinamente hacia una medicina más biológica. De hecho la medicina antiaging (antienvejecimiento) va a hacer que la gente envejezca mejor, con menos problemas.

– ¿Cómo está Córdoba en ese sentido?
-Recién está empezando. Nosotros vamos a desarrollar en pocos meses un departamento de ese tipo que se denominará Departamento de Antiaging (de tratamiento de la edad).

– ¿Podrían ustedes desarrollar en Córdoba los avances científicos que me mencionó?
– Sí, algunas cosas uno las trae de fuera. Hay cosas que se hacen en Buenos Aires y están bien desarrolladas allí. Creo que el futuro va por el cultivo y manejo de tejidos, células. Por ejemplo, en los últimos años ha habido un avance grande con los injertos, para hacer injertos de grasas (lipofilling) en mamas y en cara. El aporte de células de grasa, de células nuevas para los tejidos envejecidos es un aporte extraordinario, porque la gente realmente rejuvenece tejidos que están muy deteriorados como por ejemplo la piel de la cara. Antes no teníamos idea de eso.

– ¿Qué les sugiere a los formadores de futuros profesionales en la especialidad?
– Que en sus programas de entrenamiento y educación de los residentes se den conocimientos en manejo de tejidos.

Impacto: “El Turismo en salud es una demanda que a futuro va a ir creciendo mucho”

Si bien las carteras nacionales de Salud y de Turismo están impulsando en el exterior al país como destino de turismo en salud, Mottura sostiene que el impacto de esa promoción aún no se siente en Córdoba.

“Todavía no hay una corriente, nosotros recibimos gente de fuera pero no es una demanda tan grande. Más que nada recibimos gente argentina que está residiendo en el extranjero”, explicó.

Asimismo, agregó: “La demanda de los extranjeros por una medicina que no sea tan cara como la de Estados Unidos o la de Europa es cada vez mayor, porque la gente que tiene un poco más de poder adquisitivo y sabe que viniendo a países donde las cirugías son realizadas por buenos profesionales y les van a costar menos de la mitad, lo van a hacer. Creo que es una demanda que a futuro va ir creciendo muy mucho”.

Según el especialista, Argentina está “muy bien conceptuada” y es el séptimo país en cirugía estética en el mundo por número de cirugías. Encabezan Estados Unidos y Brasil por cantidad de habitantes.

“Los cirujanos argentinos tienen una larga tradición y han tenido maestros muy buenos en toda su historia”, valoró el profesional.

Artículos destacados