Dos listas compiten mañana por el Colegio de Corredores Inmobiliarios

El control de la ilegalidad en la actividad y la profesionalización del sector son algunos de los puntos en agenda. Se podrá votar entre las 9 y las 15 en la sede de la entidad.

Dos listas se disputan mañana la conducción del Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios de la provincia (ley 9445).

Por un lado, José Luis Rigazio, actual presidente de la entidad, encabeza la lista Integridad y Participación y, por otro, Mario Toledo, ex titular de Cámara de Corredores Inmobiliaros de Córdoba (Cacic), se candidatea por la lista 23 de octubre. Además, del directorio, también, se elegirá Tribunal de Disciplina y Comisión Revisora de Cuentas.

Para participar en la votación, que se efectuará de 9 a 15 en la sede de Buenos Aires 1394, los electores deberán cumplir ciertos requisitos: haber obtenido la matrícula profesional hasta el 18 de marzo pasado y estar al día en el cumplimiento del pago de la cuota societaria y fondo de fianza hasta el mes de febrero inclusive. A continuación, las propuestas de ambos.

José Luis Rigazio. Candidato por “Integridad y Participación”
“No existen tres principales propuestas, sino que debe entenderse que todo pasa por una visión integral de nuestra realidad, la cual se encuentra atravesada por tres ejes fundamentales”, aclara Rigazio antes de comenzar a enumerar.

Un primer eje que se relaciona con las cuestiones estrictamente profesionales. Esto tiene que ver con: desarrollo y jerarquización profesional, control y supervisión de la actividad de los corredores inmobiliarios, adecuado asesoramiento y acceso a una conveniente capacitación para mejorar las comunicaciones y la defensa de nuestros campos de incumbencia.

Un segundo eje que se vincula con nuestro poder de policía, esto es: control de la actividad ilegal y seguimiento de los desempeños profesionales y asegurar el cabal cumplimiento de la Ley 9445.

Un tercer eje cuyo contenido trata sobre las cuestiones institucionales. Esto es: dejar sentadas las bases institucionales necesarias para que el Colegio se vea fortalecido en todos los frentes de su accionar. Se requiere aumentar la presencia institucional en el interior provincial, mejorar las relaciones con todas las demás profesiones, lograr un adecuado posicionamiento dentro de nuestra sociedad y estrechar los vínculos con las instituciones educativas.

Mario Toledo. Candidato por la lista “23 de octubre”

“Nos comprometemos a trabajar sobre tres temas irresueltos, casi olvidados, pero de vital importancia, problemas que afectan de manera directa, no sólo al colegiado,  sino a la institución toda”,  describe Toledo.

Vamos a destrabar de manera definitiva la incostitucionalidad de nuestra ley, esta injusta medida planteada por el Colegio de Martilleros, que ha afectado de manera directa a todos los inmobiliarios de la provincia de Córdoba, que vienen trabajando y demostrando su idoneidad, profesionalismo y seriedad a toda una sociedad.

La ilegalidad es uno de los mayores males sociales y en nuestra profesión no ha sido excepción, por ello es que la fiscalización ocupará un lugar importantísimo en esta nueva gestión, estamos convencidos que la falta de control y el desinterés por la actividad ilegal, llevó a cuestionar el grado de representatividad, dejándole al colegiado una sensación de abandono e inseguridad.

Otro tema de vital importancia es la falta de obra social para los inmobiliarios titulares y sus empleados, por ello hemos encarado conversaciones con distintas empresas para tratar de ofrecer una cobertura que cubra las necesidades elementales, con una cuota social que sea accesible a la mayoría.

Artículos destacados