Consejos para armar una red de contactos profesionales efectivos

La mayoría de los jóvenes iberoamericanos ha conseguido su primer empleo gracias a conocidos. Por Universia *

El valor del networking profesional suele ser subestimado, incluso cuando muy difícilmente haya otras actividades que puedan ser tan provechosas. Todos hoy usan LinkedIn, pero muy pocos saben cómo construir una red sólida de contactos, especialmente los jóvenes profesionales.

Por ello, sugerimos siete consejos útiles.
1. Extender una amplia red de potenciales contactos. Conectarse con antiguos compañeros de clase y colegas es una gran manera de comenzar a crear tu red, pero puede no ser suficiente. Esto no significa que debes entregar tu tarjeta a cada persona que conoces, pero conviene pensar creativamente. Considera antiguos docentes de secundaria, líderes comunitarios y religiosos e incluso los amigos de tus padres.

2. Aprovechar todas las oportunidades de networking que consigas. La presidenta y cofundadora de The Muse, Kathryn Minshew, explica que debes hacer uso de cada una de las oportunidades de networking que encuentres: reuniones de toastmasters, café con compañeros de clase, eventos relacionados con tu profesión, eventos de la empresa…

3. Ser agradable y simpático con tus potenciales contactos. Probablemente los potenciales empleadores y clientes contratarán a las personas que les agradan, pero para asegurar que has caído simpático no sólo alcanza con ser educado sino que conviene que te intereses por la vida de las personas, creando un ambiente confortable de confianza y amabilidad.

4. Ser proactivo en tu búsqueda de contactos. Has entregado todas tus tarjetas, asistido a todos los eventos de networking y hablado con todos los posibles contactos que crees pueden resultarte útiles. Esto no significa que puedes dejar de actuar. La única manera de asegurarte que la oportunidad te llegue es llamar. En lugar de esperar que el teléfono suene, llama a nuevos contactos y deja que ellos tomen el siguiente paso. No necesitas atosigarlos, pero incluso un breve mensaje de voz puede ser suficiente.

5. Seguir a los expertos en tu sector de trabajo. Una buena manera de generar simpatía y una buena impresión es seguir a los expertos de tu campo profesional. Síguelos en Twitter, sigue sus publicaciones, sus carreras en LinkedIn o en las noticias. Conéctate con ellos de todas las formas profesionales y hazles saber que lo haces. No hay mejor cumplido que reconocer los logros de esa persona.

6. Preocuparte por la imagen. Una prenda nueva de ropa puede ser muy útil para causar una buena primera impresión en tu próximo evento de networking o entrevista, pero la imagen excede ese simple gesto. Relee todos los emails que mandas, sé considerado incluso luego de tres horas de conferencia, no tomes demasiado en las reuniones laborales y recuerda especialmente no tomar malas decisiones en las redes sociales.

7. Tomarte el ocasional tiempo para mirar tu red y calibrarla. Tu red actual puede no siempre ser la adecuada. A medida que creces y obtienes nuevos logros vas a necesitar de un círculo profesional más evolucionado. Conviene que periódicamente te preguntes qué es lo que quieres conseguir, quién puede ayudarte a lograrlo y por qué deberían preocuparse por ello.

Artículos destacados