Con lista única, el oficialismo retuvo la conducción del Colegio de Escribanos

Con una participación de 70% del padrón, 454 notarios apoyaron a la actual vicepresidenta, quien reemplazará desde diciembre a Daniel Ruiz.

El Colegio de Escribanos tendrá a partir de diciembre nueva conducción, de la mano de Alejandra Servidio, quien resultó electa por 70 por ciento del padrón. Fueron 454 los matriculados que apoyaron la continuidad del oficialismo, única lista que se presentó en la elección, desarrollada el miércoles pasado en toda la provincia.

La dirigente electa, oriunda de Cosquín, ocupará hasta 2012 el cargo de Daniel Ruiz, a quien acompañó estos dos últimos años desde la vicepresidencia.

Los ganadores consideraron que el acto eleccionario fue un “fuerte respaldo” a la lista oficial, por la alta concurrencia de votantes, teniendo en cuenta que en esta ocasión se presentó una sola lista.

Según Servidio, que cuenta con 21 años de ejercicio profesional y antecedentes en la función gremial, el nivel de participación en las urnas implicó una ratificación del rumbo de las políticas notariales emprendidas por la actual gestión.

En funcionamiento

Servidio, quien asumirá sus funciones el próximo 3 de diciembre, señaló que entre sus principales líneas de acción trabajará para “poner operativo” el recientemente inaugurado edificio de protocolos notariales ubicado en Julio A. Roca 1133.

El nuevo edificio fue construido especialmente para archivar libros notariales, tiene una capacidad para albergar 417.000 protocolos y libros de registro y demandó una inversión que ronda 17 millones de pesos, provenientes de 93 años de ahorros de la entidad.

La edificación cuenta con alta tecnología para la preservación y seguridad de este tipo de documentación y por sus características especiales es única en su tipo en el país y Latinoamérica.

La escribana señaló a Comercio y Justicia que entre sus prioridades de gestión espera poner en marcha el mencionado archivo en menos de dos años. “El traslado de protocolos y documentación, y su adecuación llevan tiempo”, reconoció la notaria.

Cabe recordar que, en el marco de la inauguración del edificio, Ruiz comentó que se estaba realizando un inventario de los protocolos que actualmente no están bajo responsabilidad del Colegio y que a partir del pleno funcionamiento del archivo, la intención es que Córdoba se incorpore a aquellas provincias que tienen estudio de título obligatorio. Esto implica que en cada escritura el escribano deba estudiar los antecedentes hasta un plazo de 20 años para atrás, algo que hoy es inviable por la dispersión de protocolos que hay en toda la provincia.

Por otra parte, señaló que se avanzará en la adaptación a la normativa registral nacional y al decreto 726-10 provincial, publicado en el Boletín Oficial el 15 de julio pasado, que fija lineamientos referidos a la calificación que debe realizar el Registro General de la Provincia.

Artículos destacados