Buscan suspender o cancelar matrículas a correambulancias y corremamelucos

Los colegios profesionales del interior provincial elaboraron un proyecto que sanciona el accionar espurio de letrados que acechan en hospitales y obras en construcción a familiares de accidentados.

La Federación de Colegios de Abogados de la Provincia impulsa una reforma legislativa que incorpore la sanción del accionar de correambulancias y corremamelucos, como se denomina a los abogados que, con una accionar espurio, acechan en hospitales y obras en construcción para lograr clientes entre los accidentados.

La iniciativa fue confirmada a Comercio y Justicia por el titular de la federación, Diego Sobrino, en el marco del Día del Abogado, al referirse a las acciones que están realizando vinculadas con el ejercicio profesional.

El proyecto apunta a reformar  la Ley provincial de Colegiación de Abogados (Nº 5805) para poder incorporar en el artículo sobre las Reglas de Ética, un inciso  que expresamente sancione el accionar antes mencionado.

El texto del anteproyecto incorpora como causal de sanción al que se procure clientela por medios incompatibles con la dignidad profesional, como “Utilizar o valerse de terceras personas que por su condición, oficio, actividad, función o  profesión tuvieren bajo cuidado, vigilancia, custodia, traslado, atención o influencia a personas que hubieran sufrido un accidente de tránsito o laboral, o estuvieren detenidas por orden judicial, o se encontraren en cualquier situación que amerite la intervención de un abogado; incluyendo a familiares o sucesores de esas personas”.

Además, detalla que “dicha conducta será considerada como una falta grave y será sancionada con suspensión o cancelación de la matrícula.”

Sobrino destacó que el proyecto nació del Colegio de Abogados de Bell Ville, fue apoyado por todos los colegios de abogados del interior de la provincia y ya ingresó a la Unicameral por medio del legislador oficialista Domingo Carbonetti (UPC).

Por su parte, Alejandro Tejerina, quien la semana que viene asume la conducción del Colegio de Abogados de la ciudad Capital, no adelantó su postura sobre la iniciativa y señaló que el tema está siendo analizado por la Comisión de Asuntos Legislativos que se pondrá en marcha en el colegio la semana que viene.

Más desafíos
En el marco de la conmemoración del Día del Abogado, Sobrino también se refirió a otros tres desafíos que se plantean en lo gremial-profesional.

Entre ellos, advierten con preocupación “el aluvión de egresados universitarios con escasa formación y la exigencia inferior sobre aquellos que cursan la carrera bajo la modalidad a distancia”. En este sentido, sostuvo que los colegiados se deben un debate hacia adentro sobre la “administración profesional”.

“Hoy las universidades otorgan títulos habilitantes y hay que debatir si esa habilitación no debería darla un ente diferente a la universidad -conformado, por ejemplo, por colegios profesionales y universidades- y que a las casas de altos estudios les quede sólo el otorgamiento de validez nacional del título. Otra vía de debate pendiente es el de exigir estándares de la carrera para todas las universidades. Hay que debatir qué camino seguir”, recalcó el titular de la entidad federada.

Antecedentes

–  A fines del año pasado, el Hospital Municipal de Urgencias aplicó medidas para evitar los “correambulancias”: impidió el ingreso de abogados al nosocomio.

–  En esa oportunidad, el director del hospital advirtió que los abogados se las arreglan para ingresar de igual modo disfrazándose o engañando al personal.  Por ello, instauró un sistema de control riguroso de historias clínicas, ya que advirtieron que éstas eran robadas por el mismo personal del hospital para ser vendidas a estudios jurídicos.

Artículos destacados