Buscan mejorar la vigilancia de patologías por meningococo

La Organización Panamericana de Salud (OPS) e investigadores argentinos harán un seguimiento epidemiológico de los casos de enfermedad meningocócica en América Latina.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) puso en marcha un programa de investigación que busca mejorar la vigilancia de las enfermedades causadas por la bacteria de meningococo en América Latina y evaluar el potencial uso de alguna vacuna disponible en la región.
El programa científico prevé desarrollarse hasta 2013 y la Administración Nacional de Laboratorios e Instituto de Salud Carlos Malbrán será el coordinador responsable de la implementación y conducción del programa de investigación.

La OPS creará una base de datos que incluirá casos de enfermedad meningocócica en América Latina y el Caribe, con cifras sobre la epidemiología y de laboratorio y seleccionará una colección de meningococos que sean representativos de la infección a nivel regional, para poder controlarla y vigilar su acción.
La bacteria de meningococo produce enfermedades que abarcan desde una otitis hasta una meningitis, que es una infección grave de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, siendo mortal en 50% de los casos no tratados.

La meningitis por meningococo es una de las enfermedades que preocupa a la comunidad médica y puede afectar a personas de cualquier edad, pero se considera a los niños de uno a cinco años como el grupo más vulnerable a esa patología por una bacteria.
Daniel Stamboulian, presidente de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos, indicó que “la enfermedad meningocócica, especialmente la meningitis, es una de las infecciones más devastadoras que afecta comunidades de todo el mundo”.
Stamboulian, durante un encuentro sobre meningitis realizado días pasados, señaló que “si bien la infección es poco frecuente, sus consecuencias son muy severas, con un porcentaje de mortalidad de entre 10 y 15% a pesar de tener tratamientos antimicrobianos”.

La vacuna
Por eso, insistió en la importancia de “vacunar a la población contra la meningitis, más aún teniendo en cuenta que en Argentina se observó en los últimos años un aumento en la circulación del serotipo W135” como causante de meningitis.
La transmisión de la enfermedad meningocócica es por medio de bacterias que se expanden fácilmente por vía aérea y mediante las gotas de secreciones respiratorias o de la garganta.

La OPS indicó que se identificaron doce serogrupos de la bacteria menignocócica, cinco de los cuales -A, B, C, W135 y X- pueden causar epidemias. El período de incubación medio es de cuatro días, pero puede oscilar entre dos y 10 días, por eso el trabajo que emprendió la OPS incluye la realización de un estudio sobre la resistencia de la bacteria a los antibióticos y su reproducción.

Artículos destacados