Advierten que en verano aumenta riesgo de contagio de piojos

El riesgo de contagio de piojos en los niños aumenta en el verano debido a que la asistencia de los chicos a las colonias de vacaciones, playas, piletas y plazas genera más contacto entre ellos y hace que se propague más rápido la pediculosis, alertaron fuentes científicas.

Los piojos son parásitos que viven todo el año sobre la cabeza de las personas y constituyen una verdadera epidemia mundial altamente contagiosa, de fácil propagación, padecida principalmente por niños de entre cuatro y 12 años.
Claudia Vassena, bióloga del Centro de Investigaciones de Plagas e Insecticidas (Cipein), sostuvo que “lo primero que hay que aclarar es que la pediculosis es una enfermedad y, por lo tanto, hay que curarla”.
Vassena sostuvo que “en general los niños no se preocupan por la presencia de piojos, la frase más común que se escucha es que todos tienen, pero hay que entender que es fundamental actuar rápidamente ante los casos de pediculosis y curarla para evitar complicaciones”.

Las recomendaciones básicas de los profesionales de la salud para evitar la pediculosis, sobre todo en el verano, son el uso habitual del peine fino, la higiene de ropa, sábanas y toallas y no compartir peines y gorras. Pero cuando ya se produjo el contagio, lo más importante es actuar inmediatamente porque mientras más tiempo transcurra, los piojos se quedan en la cabeza y se reproducen, aumentando su número y haciendo más difícil removerlos.
Vassena reconoció que “en la actualidad el problema de la pediculosis se ve agravado por la resistencia a los insecticidas convencionales” debido a que el piojo, como toda población de insectos, genera sus defensas ante distintos compuestos que la atacan.
Sin embargo, alertó que ante “este fenómeno no se deben probar métodos alternativos que suelen ser perjudiciales para la salud de los niños sino usar los distintos compuestos que están autorizados para su uso”.

Artículos destacados