Empresas junto a la UNC producirán una bebida de maní reducida en grasas

INNOVACIÓN. Acuerdo público-privado entre UNC y empresas para un nuevo producto alimenticio.

“Estamos muy conformes porque elaboramos un producto regional, innovador y que -además- generará trabajo genuino”, describió el decano de Agropecuarias, Marcelo Conrero. Habrá asistencia técnica a las firmas Alimentos Nutricionales Sociedad Anónima (ANSA), Nutrín y La Lácteo

La Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNC dará asistencia técnica con las empresas Alimentos Nutricionales Sociedad Anónima (ANSA), Nutrín y La Lácteo para la producción y comercialización de una bebida vegetal, a base de maní, reducida en grasas y con alto valor proteico que sale a la venta a fines de enero.

La casa de altos estudios firmó ayer un convenio específico de colaboración que tiene como “objetivo principal realizar actividades conjuntas e interdisciplinarias en el área de la ciencia y tecnología de los alimentos, con el objetivo de desarrollar nuevos productos a base de maní”.

Del acto participaron el rector Hugo Juri; el decano de la mencionada Facultad, Marcelo Conrero; el presidente de la firma ANSA, Martín Filippi; el titular de Nutrín, Renato Lorenzati y el presidente de La Lácteo, Raúl Filippi.

En la presentación se especificó que el primero de estos productos será una bebida de maní reducida en grasas y con alto valor proteico, similar a las que se comercializan en el mercado en base a almendra, coco o soja. En este caso se trata de la primera bebida de estas características que se elaborará por completo en la provincia de Córdoba.

“Podemos asegurar que la bebida estará en el mercado antes de febrero, comenzaremos con distribución local pero la idea es que se convierta en un producto de exportación”, afirmó Filippi, titular de La Lácteo.

La universidad realizará sus aportes a través del Laboratorio de Tecnología de los Alimentos. Al respecto, el decano Marcelo Conrero destacó este resultado, producto de un trabajo de investigación de muchos años. “Estamos muy conformes porque elaboramos un producto regional, innovador y que además generará trabajo genuino”, enfatizó el decano.
Asimismo, Rubén Grosso, coordinador técnico del proyecto por parte de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, resaltó las bondades de la nueva bebida: “Se trata de un alimento sin colesterol, totalmente natural y con alto nivel de proteínas, además tiene un suplemento de calcio que la hace muy completa”, explicó el investigador al tiempo que resaltó el principal logro del equipo científico: “Un gran avance fue lograr la estabilización del producto, lo cual es muy difícil. Esta nueva bebida, en envase tetrabrik, se puede mantener hasta nueve meses”, puntualizó.

En diálogo con Comercio y Justicia, el decano Conrero resaltó la importancia de “lograr la vinculación pública – privada para el desarrollo regional; es investigación aplicada”. Adelantó que en virtud del convenio celebrado, un porcentaje de lo producido se destinará a la investigación y desarrollo de nuevos productos como la denominada “leche” de maní de alta proteína; yogurt de “leche” de maní y helado vegano hecho con “leche de maní”. Además, adelantó que la planta de producción demandará más personal ya que se trata de desarrollar una nueva cadena de producción.

UN PRODUCTO FRUTO DEL TRABAJO DE AÑOS

El Laboratorio de Tecnología de  los Alimentos de la UNC trabaja sobre la base de que la industria de los alimentos en el mundo y en Argentina genera gran cantidad de empleo motorizando la economía de los países. “Córdoba se caracteriza por una gran producción de materias primas que se pueden transformar en alimentos procesados. Motivo por el cual, se detecta la necesidad de transferir conocimientos científicos y técnicos, y de servicios para poder dar respuesta con fundamentos sólidos, y promover el agregado de valor en la cadena alimentaria en origen”, afirma la casa de altos estudios. En este sentido, el laboratorio universitario trabaja por el desarrollo de productos alimenticios utilizando materias primas de importancia regional. Además, sobre la calidad física, química, microbiológica y sensorial de productos alimenticios para establecer su la calidad nutricional y definir su rotulación. En el equipo que desarrolló el nuevo producto trabajan 15 investigadores UNC -Conicet.

Artículos destacados