Zoonosis: proteger los animales para preservar nuestro futuro

Por Osvaldo Rinaldi * 

Somos los médicos veterinarios quienes tenemos un rol de vital importancia en la salud pública, mediante un trabajo de control, de prevención y de vigilancia de las zoonosis, así como de la seguridad alimentaria y protección ambiental.

Debido a diversos eventos que se desarrollaron en los últimos años en diferentes puntos del mundo se ha puesto de manifiesto el verdadero rol que la medicina veterinaria tiene en la salud pública.

Las enfermedades zoonóticas no conocen fronteras, son patologías complejas que pueden llegar a producir situaciones límites en el animal y en el hombre.

Por ello, resulta necesario ser conscientes de la importancia de estas enfermedades y enfatizar en la prevención; esto quiere decir ser responsables y cumplir con los planes sanitarios de nuestros animales, sean ellos de compañía o de producción. Como médicos veterinarios actuamos en la salud pública controlando, erradicando y previniendo las enfermedades zoonóticas. La vigilancia epidemiológica y la notificación inmediata de posibles casos son fundamentales para la implementación de medidas de control, prevención y vigilancia por parte de los organismos competentes.

La pandemia de covid-19 deja en claro la necesidad de trabajar en la vigilancia y prevención de enfermedades para estar preparados para posibles futuras pandemias.

Los mercados de Wuhan eran alimentados por granjas donde el coronavirus -probablemente albergado por un murciélago- pudo haber sido transmitido por un animal intermedio. Ésa es la teoría de los expertos internacionales que investigan el origen de la pandemia. 

En el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires adherimos, difundimos y divulgamos el concepto «Una Salud», estrategia global para la prevención y manejo de los riesgos en la relación hombre-animal-ecosistema; porque implica un enfoque intersectorial colaborativo para proteger la salud humana, la sanidad animal y el medioambiente, e incluye la interrelación en todos los niveles, de lo público y privado, de las partes competentes. Estamos convencidos, hoy más que nunca, de que el trabajo interdisciplinario e intersectorial es la clave para proteger la salud pública en su totalidad y, en este contexto, es necesario conformar equipos de trabajo multidisciplinarios para afrontar futuros posibles eventos de las características del que estamos transitando.

India

Ocho leones contrajeron coronavirus en un zoológico de India, el segundo país del mundo más golpeado por la pandemia. El descubrimiento, que impactó a los veterinarios, ocurrió en el parque Nehru, de la ciudad de Hyderabad.

Los casos se detectaron al examinar la saliva de esos grandes felinos en los laboratorios del Centro para la Biología Celular y Molecular de Hyderabad.

Según Osvaldo Rinaldi, la crisis sanitaria global confirma la necesidad de trabajar en la vigilancia y prevención de enfermedades, para estar preparados para futuras pandemias.

Los responsables del zoológico precisaron que los leones están aislados y en buenas condiciones de salud. «Estamos estudiando un método para identificar el virus de las heces de los felinos, porque obtener muestras de saliva no es una operación fácil», adelantaron.

La hipótesis es que se contagiaron de sus cuidadores.

Hasta el jueves pasado, en el mundo se registraron casos de leones y tigres positivos en los zoológicos de Barcelona y del Bronx, en Manhattan, Estados Unidos.

OMS

A mediados de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en conjunto con la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP, por sus siglas en inglés), pidió retirar la venta de mamíferos selváticos vivos en los mercados de alimentos para prevenir la propagación de enfermedades infecciosas.

“Los animales, en particular los selváticos, son la fuente de más de 70% de todas las enfermedades infecciosas emergentes en el hombre, muchas de las cuales son causadas por nuevos virus”, subrayaron.

Las autoridades del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires informaron que  70% de las enfermedades emergentes tiene origen animal y que 65% de las infecciosas son zoonóticas.

La transmisión del coronavirus al hombre a través de animales selváticos es una de las teorías más fuertes de los expertos de la organización.

En un reporte reciente sobre los orígenes de la enfermedad, los expertos de la OMS destacaron que un mercado en Wuhan, la ciudad china donde surgieron los primeros casos, parece haber sido uno de los puntos de la diseminación del virus, a fines de 2019.

Además de la suspensión de las ventas de animales vivos, las organizaciones internacionales piden una mejora de las normas de higiene y saneamiento en los mercados tradicionales para reducir tanto la transmisión del animal al hombre como el contagio entre comerciantes y clientes.

Asimismo, reclaman que se dicte una reglamentación para controlar la cría y la venta de animales salvajes destinados al consumo humano.

Hay un riesgo de transmisión a los humanos que entran en contacto con la saliva, la sangre, la orina, las secreciones nasales, la materia fecal u otros fluidos de un animal infectado, señalaron las tres organizaciones en un comunicado.

Las zoonosis -enfermedades o infecciones naturalmente transmisibles de los animales vertebrados al hombre- constituyen una gran proporción del conjunto de enfermedades infecciosas recientemente identificadas, así como de numerosas enfermedades existentes.


* Presidente del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires

Sé el primero en comentar en "Zoonosis: proteger los animales para preservar nuestro futuro"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados