Un hito en la gestión sindical y cooperativa

Generadora Córdoba (Gecor) inauguró la central 13 de Julio en la ciudad de Río Tercero.

La generación eléctrica es, a partir del crecimiento sostenido del país, un área clave que requiere inversiones permanentes para ampliar la oferta disponible y atender la demanda de las diferentes ramas de actividad y de la población en general.

En ese marco, la inauguración de la central termoeléctrica 13 de Julio por parte de Generadora Córdoba (Gecor), constituye un aporte de importancia para fortalecer la disponibilidad eléctrica en una localidad que, como Río Tercero, concentra un fuerte polo industrial con las plantas de Fábrica Militar, Petroquímica y Atanor.

Si bien la usina aportará al Sistema Argentino de Interconexión (Sadi), será un reaseguro para las industrias locales.

Con todo, la puesta en marcha de la central tiene también otro significado.

Es que la central 13 de Julio es el resultado de un enorme esfuerzo de dos actores claves en el escenario eléctrico de Córdoba: gremios y cooperativas unidos detrás de un proyecto consolidado bajo el nombre de Gecor.

En ese sentido, la inauguración de la usina en Río Tercero es el corolario de un trabajo entre el Sindicato Regional de Luz y Fuerza y las cooperativas eléctricas que comenzó en 1994 con la conformación de Gecor y que logró la experiencia necesaria de gestión por medio de la concesión por 10 años de las usinas Gobernador A. Zanichelli (Pilar), Las Playas (Villa María) y General Levalle, todas de la Empresa Provincial de Energía (EPEC).

“El Sindicato detectó la necesidad de defender las fuentes de trabajo, la estabilidad laboral y la vigencia plena del Convenio Colectivo, como también de mantener el régimen previsional de la Provincia de Córdoba y los servicios asistenciales de la Obra Social de los Trabajadores de Luz y Fuerza. Por su parte, el cooperativismo observó la posibilidad de reflotar la generación dentro de la provincia de Córdoba asegurando la calidad del servicio eléctrico y optimizando así la cadena de distribución”, recuerda Eduardo Brandolín, titular de Gecor y del Sindicato Regional. Por entonces, la ola privatizadora que invadía al país y el fracaso de la concesión a privados dispuesta por el entonces gobernador Eduardo Angeloz, abrió las chances a la flamante sociedad sindical y cooperativa de gestionar un sector clave para la provincia a través de técnicos y trabajadores con trayectoria en el área.

La experiencia se extendió hasta 2006.

Con todo y más allá de concluir su gestión, Gecor había capitalizado esos 10 años. No sólo a partir del conocimiento acumulado en ese período sino también a partir de la adquisición de dos turbinas Fiat de 16 megavatios cada una.

Justamente, esos dos elementos, experiencia y capital de trabajo, fueron pilares para mantener activo el espíritu de Gecor que a través de la decidida acción de un grupo de sus integrantes, resolvió avanzar en proyectos futuros.

La iniciativa se tradujo al fin en la central 13 de Julio.

La usina, que fue inaugurada el miércoles pasado con las presencias de los ministros de Planificación Federal, Julio de Vido, y de Economía, Amado Boudou, constituye así un hito para la gestión sindical cooperativa a partir, esta vez, de una inversión conjunta de 15 millones de dólares.

“Es la concreción de un sueño. La gestión para el cambio con el rol protagónico del trabajador”, resumió Brandolín en el acto central ante más de tres mil operarios del Sindicato Regional de Luz y Fuerza y en coincidencia con el día del trabajador del sector.

La impronta pretende ir aún más allá.

Un ambicioso proyecto para crear un parque de energía eólica es el nuevo desafío para los tiempos por delante.

Artículos destacados