Stiglitz: “Europa es el principal riesgo para la economía mundial en 2013”

Evaluó que España y Grecia “se encuentran en depresión sin que haya signos de una recuperación”. Criticó las políticas de ajuste y consideró que, por causa de ellas, la situación en el Viejo Continente “se agravará aún más”.

El premio Nobel de Economía de 2001, Joseph Stiglitz, considera que los problemas de deuda a ambos lados del oceáno Atlántico continuarán amenazando la economía global en 2013, aunque advierte sobre que “el verdadero riesgo” procede de Europa, donde la “depresión” de economías como las de España o Grecia no da muestras de mejoría.
“En las perspectivas para 2013, los mayores riesgos para la economía global son Estados Unidos y Europa”, señaló el economista en una columna publicada por el diario alemán “Handelsblatt”, en la cual, no obstante, enfatiza luego que “el verdadero peligro reposa en Europa”.
Stiglitz evaluó que economías como las de España y Grecia “se encuentran en depresión sin que haya signos de esperanza de una recuperación”.
De hecho, considera que esta depresión impuesta por Europa a España o Grecia ya está teniendo consecuencias políticas, ya que en España se han reavivado los movimientos independentistas -especialmente en Cataluña-, mientras que los neonazis ganan fuerza en Grecia.
“El euro, creado con el propósito declarado de fomentar la integración de una Europa democrática, está teniendo precisamente el efecto contrario”, advirtió.

Stiglitz cuestionó además los supuestos progresos alcanzados en el Viejo Continente mediante los sucesivos planes de ajuste, al afirmar que el pacto de disciplina fiscal “no es la solución” y al advertir que, en el mejor de los casos, la intervención del programa de compra de bonos del Banco Central Europeo (BCE) será un solución temporal.
“Si el BCE mantiene las políticas de austeridad como condición a su financiación, la única consecuencia de esto será que el estado del enfermo se agravará”, dijo.
Según el especialista, la entidad monetaria “debería retroceder en su política de alzas” de tasas de interés de abril y julio del año pasado, que han supuesto un aumento de 1% a 1,5%.
El economista, conocido por su posición crítica al liberalismo puro y duro, consideró además que el BCE debería tener en cuenta las actuaciones de su homóloga americana, la Reserva Federal, que ha mantenido la tasa de interés en torno a 0% durante dos años.
“La política monetaria actual del BCE ha provocado una revalorización del euro y con ello ha hecho daño a las exportaciones alemanas”, subrayó el econimista.

Los economistas europeos esperan que a partir de ahora el BCE no toque más la tasa de interés este año, debido al nuevo brote de la crisis de deuda, a pesar de que previamente la institución parecía decidida a endurecer todavía más su política monetaria.
Stiglitz reiteró su opinión sobre la ruptura de la zona euro, como lo hizo hace pocos meses, en la ciudad de Córdoba. Según él, en esa situación “sería mejor que Alemania dejara la unión monetaria antes que expulsar a Grecia”.

Artículos destacados