Más de un plagio colombiano

Por Sergio Castelli* y María Constanza Leiva**

Shakira es sin dudas una de las cantantes que mejor supo reconvertirse a lo largo de los años para encontrarse siempre ubicada en el top ten de los artistas del momento, asociándose con otros cantantes que en los últimos tiempos han lanzado canciones que han ocupado los mejores puestos en los rankings mundiales, como es el caso de La bicicleta, Chantaje, Clandestino, en colaboración con sus compatriotas Carlos Vives y Maluma.
Las mencionadas anteriormente no sólo tienen en común su gran éxito o que fueron coproducción entre dos artistas de renombre originarios de Colombia sino que también se vinculan por las acusaciones de plagio que tuvieron que enfrentar.
Cronológicamente, La bicicleta fue la primera que recibió el impacto, y es que el artista cubano Livan Rafael Castellano Valdés reclamó ante el Juzgado Mercantil de Madrid que dicha canción copia fragmentos de su tema Yo te quiero tanto, del año 1997. Castellano Valdés aseguraba que envió a Vives la canción por intermedio de la discográfica Sony ATV, para que la cantara y denunció que Vives habría copiado un fragmento sin su autorización.
Tanto Vives como Shakira negaron dicha circunstancia y continuaron adelante, sin darle demasiada relevancia al tema.
Luego, llegó el turno de Chantaje, para la que la acusación fue en un primer momento de parte de los mismos oyentes, quienes expresaron sus dudas en las redes sociales: aseguraron que el videoclip de dicha canción encuentra escenas demasiado similares con el de la canción What’s my name, de Rihanna y Drake, del año 2010. La idea del juego de seducción entre ambos y el escenario es llamativamente similar, una tienda en ambos casos. Sin embargo, ninguno de los artistas expresó su opinión sobre las acusaciones que manifestaron los oyentes en las redes.
Con la llegada de la canción Clandestino no quedaron dudas de que la dupla de colombianos casi siempre asegura un hit, pero también parece que no pueden hacerlo sin polémica, y es que a poco de más estrenar el videoclip de la canción las afirmaciones sobre un plagio no tardaron en llegar.

El videoclip consiste básicamente en escenas alternas de Shakira bailando en la playa o dentro de una jaula, mientras Maluma canta junto a ella, lo que particularmente coincide con el videoclip de la canción I’m into you, de Jennifer López, y Drunk in love, de Beyonce. El público no lo quiso dejar pasar y lo expuso en redes sociales de las peores maneras.
Ahora bien, lo cierto es que bailar en una playa no es algo original y único de los videos “plagiados”, sino que numerosos artistas han utilizado este recurso a lo largo de su carrera musical para alguno de sus videos.
Los artistas involucrados, al igual que en el caso anterior, no han emitido manifestaciones de ningún tipo a la prensa en referencia a las acusaciones.
La acusación de plagio parece haber llegado para quedarse y perseguir a la artista colombiana, quien incluso llegó a la justicia por las acusaciones de plagio que el artista dominicano “El cata” le inició con relación a su canción Loca.

* Agente de la Propiedad Industrial. ** Abogada.

Artículos destacados