Más de la mitad de los trabajadores no tiene amigos en la oficina

Mañana se celebra el Día del Amigo, una fecha reconocida en varios países del mundo; una conmemoración festejada en los más diferentes ámbitos.

Pero, ¿cómo se vive en el trabajo? Las ocho o más horas diarias que se comparten con los compañeros de oficina hacen que la jornada laboral sea una buena instancia para reunirse y crear lazos a partir de las afinidades entre las personas. A veces, estas relaciones pasan a ser amistades verdaderas, que van más allá del horario laboral. Sin embargo, esta situación -para algunas personas- no es tan apropiada.

El sitio especializado en recursos humanos Trabajando.com realizó una encuesta con más de tres mil usuarios argentinos para conocer un poco más acerca de la amistad en el trabajo. El resultado: 52 por ciento asegura no tener amigos en el trabajo debido a que no comparte los mismos intereses o porque simplemente no le interesa, ya que considera que “hacer sociales” en el ámbito laboral no es apropiado.

En cambio, 48 por ciento afirma que tiene amigos, ya sea por la gran cantidad de horas compartidas o porque se consideran personas muy sociables.

Los que sí tienen amigos en el ámbito laboral viven su amistad más allá de la oficina, ya que 53 por ciento se junta fuera del horario de trabajo, 39 por ciento lo hace sólo a veces y ocho por ciento no lo hace, ya que pese a considerarlos reales amigos, prefiere no mezclar las cosas.

A los que dijeron no tener amigos en el trabajo, también se les preguntó si se junta con sus compañeros fuera de la oficina. En este segmento, 51 por ciento afirmó juntarse con ellos fuera del horario laboral sólo algunas veces, 34 por ciento aseguró que nunca, ya que prefiere no mezclar las cosas y finalmente, 15 por ciento señaló que sí, que por más que no sean amigos de toda la vida, se junta cada vez que puede.

“Las relaciones de amistad en el trabajo son un reflejo de un clima laboral positivo, lo que ciertamente influye en la motivación y productividad de los trabajadores. No hay nada mejor para una empresa que las personas trabajen con agrado”, resaltó Pablo Molouny, gerente general de Trabajando.com de Argentina.

¿Ir o no ir al festejo?
La encuesta incluyó también la siguiente pregunta: “si este año tus compañeros de trabajo te invitan a festejar el Día del Amigo, ¿asistirías?”.

Y si de festejar se trata, 66 por ciento del universo que dijo tener amigos en la oficina afirmó que lo haría y 28 por ciento no asistiría debido a que preferiría juntarse con los amigos de toda la vida.

Mientras tanto, cuatro por ciento asistiría para no quedar mal y -finalmente- dos por ciento no iría, ya que no le parecería adecuado.

Por su parte, 49 por ciento de los que dijeron no tener amistad en su trabajo señaló que no festejarían el Día del Amigo con sus compañeros de trabajo, ya que preferirían juntarse con sus amigos de toda la vida, 28% afirma que le encantaría festejarlo con los compañeros de trabajo, porque así podría comenzar a formar mejores vínculos. Mientras tanto, 15 por ciento dice que asistiría, pero sólo para no quedar mal y ocho por ciento no iría, ya que lo considera poco adecuado.

En otro orden, el relevamiento indagó en la modalidad de las relaciones entre colegas que éstas muchas veces se hacen más cercanas, y los amigos comienzan a compartir aspectos de su vida privada.

Sin embargo, 45 por ciento dice ser reservado, por lo que sólo comparte los aspectos cotidianos de su vida con los amigos del trabajo, 43 por ciento señaló que comparte todos los aspectos de su vida ya que éstos son sus amigos, y sólo 12 por ciento dice compartir sólo los aspectos laborales.

“Las buenas relaciones cooperan con la motivación y productividad de los trabajadores; sin embargo, también es necesario establecer límites y reglas de tal forma de que éstas no jueguen en contra de la productividad. Muchas horas de ocio, conversación o de lo contrario, peleas o malos entendidos entre amigos, pueden ir en contra de la productividad”, concluyó Molouny.

Artículos destacados