Los valiosos caminos de la comunicación

Por Alberto Casado *

Un llamado telefónico al número de línea del hogar de tu amigo y envíos de cartas para aquellos familiares que se habían ido a vivir fuera del país o a otras provincias.

Hace 35 años atrás, éstos eran algunos de los modos para relacionarse con nuestros seres queridos cuando el encuentro cara a cara no era una posibilidad. Con el advenimiento de Internet, los vínculos comenzaron a modificarse lentamente, tanto para adultos como para, principalmente, los jóvenes.

Otro de los elementos cruciales en los cambios a la hora de comunicarse se debe a la fuerte inserción de los smartphones en nuestro país, permitiendo el uso de Internet en cualquier lugar y momento. De hecho, 78% de los celulares vendidos en Argentina son smartphones y a finales de este año habrá 1.800 millones de dispositivos conectados en todo el mundo.

Según Carrier y Asociados, junto con los teléfonos inteligentes, las redes sociales y las apps de mensajería instantánea como LINE, registraron una penetración de 80% sobre los usuarios de celulares que tienen datos. Fenómenos disruptivos como éstos generan un nuevo ecosistema digital, permitiendo a los oferentes del mercado mobile capitalizar y satisfacer las necesidades de comunicación de los usuarios de telefonía celular.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Los niños y adolescentes de hoy nacen con saberes incorporados y son los denominados nativos digitales. Ellos comprenden rápidamente el idioma de las nuevas tecnologías y se desenvuelven naturalmente frente a ellas. Los jóvenes necesitan estar permanentemente conectados y, frente a esto, su modo de relacionarse con sus pares también se vio modificado. La pertenencia al grupo radica en el contacto continuo y a través de las apps de mensajería instantánea; no se pierden de nada. Así, comparten mensajes, fotos, llamadas y videos con una mayor privacidad que a través de una red social tradicional.

Los diálogos, incluso, son distintos entre ellos. Rápidamente y mediante la creación de grupos coordinan salidas, organizan compras para un regalo o planean su próximo lugar de vacaciones. Incluso, abundan los mensajes de voz y los stickers que permiten expresar emociones de una forma mucho más veloz.

Para algunos, encontrar una palabra para determinados sentimientos es mucho más complicado y por eso apelan al uso de los stickers. Para otros, es un modo más divertido de comunicarse, de manejar un código en común. Parece que, en los tiempos de la inmediatez, las imágenes valen más que mil palabras.

* Gerente de Marketing para LINE Latin America.

Artículos destacados