Los argentinos prefieren tener de jefe a un hombre

De los encuestados, 73 % elige ser comandado por ellos y resalta que el atributo fundamental es que sepa liderar. Diferentemente, en Chile prefieren a las mujeres y destacan su capacidad de trabajar en equipo y su calidez

De los trabajadores argentinos,  73% prefiere tener jefes hombres. El dato surge de la encuesta de opinión de Trabajando.com, sitio especializado en oferta y demanda laboral que encuestó a 2.800 trabajadores para conocer qué opinan acerca de sus jefes y cómo ven a sus líderes.

Cuando los especialistas de recursos humanos  analizan las características de unos y otras en relación con el trabajo, consideran que los hombres tienen un pensamiento teórico y ofrecen enfoques estructurados y globales, lo que les permite tomar decisiones rápidamente y, al ser menos expresivos, presentan una mayor contención emocional.

En tanto que la radiografía sobre las mujeres indica que éstas demuestran más compromiso y están más orientadas a la tarea, es decir, presentan más responsabilidad por lo que hacen y un alto grado de sacrificio.

Ellas también se caracterizan por ser más organizadas, prefieren un entorno laboral más estructurado y prestan mayor atención a los detalles.

El portal de empleo avanzó sobre la opinión y preguntó a los trabajadores “¿cuál crees que es el atributo más importante que debe tener un jefe?”. Para 42% de los encuestados es fundamental que sepa liderar, 21% señala que debe inspirar confianza, 17% que sepa enseñar y transmitir sus conocimientos, 11% que sepa escuchar y, finalmente, 9% considera que debe saber delegar.

“Para los trabajadores es importante que sus jefes sean un real apoyo para ellos, deben ser lo suficientemente motivadores con sus empleados, demostrarles y trasmitirles tranquilidad y confianza”, advierte Pablo Molouny, gerente general de Trabajando.com Argentina.

Cuando se les preguntó sobre lo que más les molesta de sus jefes, 61% de los trabajadores aseguró que no lo valoren como empleado, a 19% le molesta que no lo escuchen, para 16% lo peor es que levanten la voz, 3% no concibe que ganen más dinero y, finalmente, 1% no soporta la idea de tener un jefe más joven.

Cuando se les consultó a los encuestados sobre qué edad preferían que tenga su jefe, 76% afirmó que le gustaría que su jefe fuera mayor que él, mientras que 20% querría que tuviesen la misma edad y, por último, sólo 4% preferiría que fuese menor.

El relevamiento también apuntó a conocer si los empleados mantienen algún tipo de relación extralaboral con sus jefes. 48% asegura no tener ningún tema en común fuera del trabajo, 15% habla del tiempo libre, 13% conversa sobre deportes, 12% sobre la familia, 9% se siente unido con su jefe por la amistad y, finalmente, 3% encuentra en la política un tema adecuado para tratar con su superior.

“Para las personas es muy importante sentirse reconocidos por el trabajo que hacen, ésta es la mejor forma que tienen los líderes para demostrarles a sus equipos el aporte que significan en la empresa. Si ellos lo perciben, se sentirán confiados, motivados y comprometidos con la organización; si no sucede, perderán a sus colaboradores más valiosos”, dijo Molouny.

En Chile, prefieren jefas
A diferencia de lo que ocurre en Argentina, los chilenos las prefieren jefas. Así lo develó otra encuesta realizada el año pasado por la consultora Bumerang.com.

De los trabajadores trasandinos, 53% prefiere como jefe a una mujer, ya que, según explicó en su oportunidad la decana de la Facultad de Psicología de la Universidad del Desarrollo, Teresita Serrano, las “jefas” no sólo ayudan a que las personas hagan un buen trabajo, sino que además contribuyen a que sus subalternos sigan creciendo dentro de la compañía.

Capacidad de trabajar en equipo y calidez en el trato son las principales razones por las que los vecinos chilenos prefieren a ellas como líderes.

La encuesta mencionada también se había realizado en otros cuatro países latinoamericanos,  con resultados muy diversos.

Sólo México arrojó datos similares a Chile, con 52%. En tanto que Argentina, Cololombia y Venezuela se manifestaron a favor de los hombres como jefes.

En Chile, afirman los expertos, los sectores más jóvenes y los con mayor educación son más abiertos a los distintos tipos de jefaturas.

En cambio, los de mayor edad o menor educación tienden a preferir tipos de liderazgo más tradicional, avalados por la antigua figura del hombre proveedor y la mujer protectora de la familia.

Artículos destacados