La lectura como pilar del desarrollo de los niños

María Miguens, responsable del área de Comunicación de la Fundación Leer

La mitad de los niños de dos a cuatro años se encuentra fuera de los procesos de escolarización, mientras que 19 por ciento de los adolescentes en los primeros años del nivel medio y 41 por ciento en los últimos años, no asiste o está atrasado respecto de su edad. La exclusión educativa en los primeros años de vida y el déficit educativo en los adolescentes tienden a ser más regresivos a medida que se incrementan las condiciones de pobreza. Los datos forman parte del informe “Barómetro de la deuda social de la infancia: Condiciones de vida de la niñez y adolescencia”, programa de investigación desarrollado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina y la Fundación Arcor.

Esta información da cuenta de que, si bien cada vez son mayores los esfuerzos por impulsar la albafetización en la Argentina, todavía queda un largo camino por recorrer en esta materia. En este marco y teniendo en cuenta lo anterior, la Fundación Leer aspira a transformar la vida de millones de niños del país trabajando a favor de su alfabetización y de que reciban una educación de calidad. Así, mediante un trabajo conjunto con escuelas, comunidades locales, organizaciones de base y gobiernos, contribuye a desarrollar el gusto de los niños por la lectura, al mismo tiempo que favorece el desarrollo de sus competencias lectoras y apoya su permanencia en la escuela y su éxito escolar.

Este año, por octavo consecutivo, la Fundación está organizando el Maratón Nacional de Lectura, que se realizará el próximo primero de octubre. Hasta el momento, ya son 2.938.759 los niños, 219.135 los adultos y 10.793 instituciones los comprometidos a participar.

El año pasado participaron más de 3 millones de niños, jóvenes y adultos en la mayor movilización de público a nivel nacional que se concreta cada año en el país.

Por su parte, en toda la provincia de Córdoba, son 235.272 chicos, 17.609 adultos y 954 instituciones inscriptas hasta el momento.

– ¿Cuáles son los principales objetivos que se persiguen con este Maratón Nacional de Lectura?
– El objetivo es concientizar a la población sobre la importancia que tiene la lectura para el desarrollo personal y el crecimiento de las sociedades, reforzar las experiencias de lectura individual y compartida, crear un clima que propicie la alfabetización y profundizar los vínculos entre el hogar, las diferentes instituciones y la comunidad. La idea es crear, al igual que años anteriores, una jornada en la que el acentro esté puesto en el valor y el disfrute de la lectura. En esta ocasión y con motivo del Bicentenario, el lema será: “Nuestros valores, costumbres y tradiciones. Historias para leer y escribir entre todos”. De la actividad participan habitualmente instituciones a las que asisten niños, como escuelas, comedores, hospitales, bibliotecas y clubes.

– ¿En qué consiste?
– Ese día, chicos de todo el país, junto a sus docentes, familias, voluntarios y otros miembros de la comunidad, convocados por la institución a la que pertenecen, se reúnen en un lugar para dedicar horas a leer y escuchar cuentos, compartir historias, participar en obras de teatro y de títeres, que disfrutan por placer.

– ¿Qué otros programas de alfabetización viene desarrollando la Fundación Leer?
– Desde su creación y gracias al apoyo de innumerables empresas e individuos, Fundación Leer ha desarrollado 5.145 programas en 23 provincias del país y Ciudad de Buenos Aires con los siguientes resultados:1.006.286 niños participaron de los programas,1.608.076 libros nuevos fueron distribuidos y10.748 docentes de 2.793 escuelas y centros recibieron capacitación en 595 localidades del todo país
Los programas se desarrollan en diferentes tipos de instituciones -escuelas, jardines maternales, centros comunitarios, hospitales, entre otras- y cuentan con cuatro elementos esenciales: capacitación para docentes y líderes comunitarios; distribución de libros nuevos y creación de ambientes alfabetizadores; asesoramiento pedagógico y asistencia técnica continua a docentes y coordinadores, y evaluación. Más aún, los programas abordan diferentes aspectos y etapas del proceso de enseñanza a leer y escribir: alfabetización desde la escuela; alfabetización temprana y familiar; alfabetización en instituciones comunitarias; y alfabetización en centros de salud.

Artículos destacados