La crisis del sistema tributario municipal pospandemia

Por Marcela Palacios*

Se trata de un entramado de normas que está en conflicto. Un esquema que no refleja la nueva normalidad con su “nueva economía municipal”. Un gran desafío, una reforma histórica en la que los negocios digitales se convierten en protagonistas en toda su magnitud

Desde hace ya un tiempo se habla de la redefinición del rol del municipio como el actor territorial principal que mejor puede hacer frente a las crisis a escala global.

Las diferentes teorías sobre la importancia del “territorio” como estrategia de política pública innovadora ganaban terreno justamente entre los profesionales, investigadores y funcionarios públicos, quienes veían en esta teoría la salida para una consolidación social, económica y con vistas al desarrollo humano de la sociedad. 

Sin embargo, la realidad, con sus continuos cambios urbanísticos, sociales, culturales, puso en jaque la aplicación de la territorialidad en toda su expresión.

El fenómeno de la periurbanización que se evidenció en la década de 2000 hasta hoy conlleva la dificultad de definir un territorio en todas sus partes; sobre todo en el que más afecta a los municipios: el alcance tributario.

Históricamente, la Contribución sobre los inmuebles ha sido la protagonista en las arcas municipales aunque ya en 2007 era superada por la contribución Comercio, industria y servicios. 

Ese cambio en el podio de la recaudación se sostuvo por lo menos hasta antes del covid-19.

La mancha urbana comercial generó nuevas “zonas comerciales” que, junto al crecimiento de la actividad económica, otorgaron cómodos flujos de ingresos, por lo menos, a la primera gestión de Mestre. 

Ahora, con la llegada del covid-19, como amenaza rotunda se aceleraron temas de agenda pública que estaban latentes.

Como primera medida, en el Gobierno municipal decidieron readecuar el presupuesto público mediante la partida que política, económica y socialmente convenía: los recursos humanos. 

Sin embargo, desde el punto de vista de gestión pública, se trata de una acción aislada, con impacto pero que si no va acompañada de otras medidas de reforma estructural, todo el esfuerzo de gestión para reducir los gastos corrientes se difuminará y se volverá provisorio.

El sistema tributario municipal requiere atención para dar respuesta a las nuevas demandas y realidades. 

Es fundamental adecuar el Código Tributario y la tarifaria a la realidad de la nueva estructura económica.

El comercio electrónico, que venía ganando ampliamente terreno desde 2012, toma fuerza como un héroe que se ha instalado para salvar emprendimientos y generar otros, convirtiéndose en el escape perfecto para no ser hallado por el Fisco ni por organismos de control.

Una consecuencia inmediata del covid-19 en el entramado de la economía cordobesa ha sido la mutación de actividades económicas que se realizaban en establecimientos físicos al establecimiento digital, con gran impacto. 

Una transformación profunda que deja fuera del alcance tributario al Estado municipal. 

Un sistema tributario que está en crisis. Un esquema que no refleja la nueva normalidad con su “nueva economía municipal”. 

Un gran desafío, una reforma histórica en la que los negocios digitales se convertirán en protagonistas en toda su magnitud. 


(*) Magíster en administración pública, IIFAP-UNC. Especialista en desarrollo local y diplomada en gestión de proyectos

3 Comentarios en "La crisis del sistema tributario municipal pospandemia"

  1. Excelente artículo x su claridad y sin duda queda expuesta la necesidad de adaptación municipal a estos nuevos advenimientos económicos

  2. Un trabajo excelente y muy explicativo de la realidad tributaria municipal .Felicitaciones por tan elocuente estudio y propuesta!!!!

  3. Excelente nota y debo dejar en claro que si bien todo está mutando o mudandose a la digitalización , me parece que es po la gran carga tributaria que se aplica . Habría que reveer eso para que uno vuelva a animarse a invertir en un local físico y poder al margen de pagar tributos , tener la posibilidad de dar empleo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*