La creación de empleo en el mundo sigue sin despegar

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó su informe anual en el que da cuenta de que la tasa de desempleados llegó a 6,1% en 2010. Las grandes potencias económicas son las más complicadas. En América Latina se produce una recuperación.

Pese a la recuperación que se ha registrado en algunos indicadores macroeconómicos, la creacion de empleo sigue sin despegar en el mundo y en 2011 habrá a nivel global 203,3 millones de personas desempleadas, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Ello supone una tasa global de 6,1 por ciento y una mejora muy leve respecto a 2010, de acuerdo con el informe de la OIT, que ve pocas esperanzas de que el empleo vuelva a los niveles anteriores a la crisis, a corto plazo.

Tendencias mundiales
El número de desempleados se situó en 2010 en 205 millones de personas, una cifra prácticamente invariable respecto al año anterior y 27,6 millones superior a la cifra registrada en 2007, segun el informe “Tendencias mundiales de empleo 2011”, difundido ayer.
La tasa mundial de desempleo fue en 2010 de 6,2 por ciento, frente al 6,3 por ciento en 2009, y sigue muy por encima de la tasa de 5,6 por ciento registrada en 2007.

Paradojas
“El elevado nivel de desempleo mundial contrasta marcadamente con la recuperación observada en varios indicadores macroeconómicos clave: el PIB real mundial, el consumo privado, la inversión bruta en capital fijo y el comercio mundial, que en 2010 ya se habían recuperado por encima de los valores previos a la crisis”, dijo José Manuel Salazar-Xirinachs, director ejecutivo del sector de Empleo de la OIT.
Y la recuperación en los mercados de trabajo es muy “desigual”, agregó Salazar-Xirinachs, “con un aumento continuado del desempleo en las economías desarrolladas y la Unión Europea frente a una situación de estabilidad a ligera mejoría del desempleo en la mayoría de las regiones en desarrollo”.

Jóvenes complicados
El experto citó un fenómeno relacionado con el empleo juvenil, y es que si bien el número de jóvenes desempleados disminuyó, de 79,6 millones en 2009 a 77,7 millones en 2010, lo que supuso tasas de 12,8 y de 12,6 por ciento, respectivamente, dichas cifras no reflejan la gravedad de cómo la crisis afectó a los jóvenes.
“En 56 países de los que disponemos de datos, el mercado del trabajo cuenta con 1,7 millones de jóvenes menos que lo previsto sobre la base de las tendencias observadas a más largo plazo, lo que refleja que el desánimo entre los jóvenes aumentó considerablemente”, dijo el responsable de la OIT.
Y es que “estos jóvenes desalentados no están incluidos en las cifras de desempleo porque ni siquiera están buscando trabajo activamente”, subrayó.

Contracara
En el plano regional, el 55 por ciento del aumento total del desempleo mundial entre 2007 y 2010 se produjo en la región de las economías desarrolladas y en la Unión Europea, a pesar de que esa región sólo representa 15 por ciento de la fuerza laboral en el mundo.
Esta región experimentó un gran deterioro tanto de las condiciones económicas como del mercado laboral, en paralelo a un aumento masivo de los déficit gubernamentales y de deuda pública.
La situación es peor si se habla sólo de los jóvenes de 15 a 24 años, pues si bien la región cuenta con sólo 10 por ciento de toda la fuerza laboral juvenil, también es la responsable de 72 por ciento del incremento global del desempleo juvenil.
El empleo en esta región se contrajo 2,2 por ciento en 2009 y 0,9 por ciento más en 2010, y la tasa regional de desempleo creció de 5,8 por ciento en 2007 a 8,4 en 2009 y a 8,8 en 2010. Y aunque se prevé que el desempleo decaiga ligeramente en 2011, seguirá sumando 15 millones de desempleados más que en 2007.

Crecimientos negativos
Aunque algunos países de la región empezaron a recuperar el empleo en el segundo trimestre de 2010, la mayoría de los Estados siguió experimentando un crecimiento negativo del empleo frente al mismo trimestre del año anterior. España, Bulgaria, Estonia, Grecia, Irlanda, Letonia, Lituania y Eslovaquia sufrieron una caída del empleo de más de 2 por ciento entre el segundo trimestre de 2009 y el mismo período de 2010.

Esperanza latina
Frente a la negativa situación con el empleo en Europa, en América Latina los indicadores de corto plazo del mercado laboral apuntan a que se está produciendo una recuperación en muchos países de la región, de acuerdo con las favorables tasas de crecimiento económico. En esta región, tras la fuerte contracción del PIB en 2009, que cayó 1,7  por ciento, en 2010 se experimentó un crecimiento de 5,7 por ciento, el mayor fuera de Asia.
Sin embargo, la crisis económica dio lugar a un aumento de la proporción de empleo vulnerable o informal en 2009, el primer incremento en la region desde 2002. En las perspectivas para 2011, se espera que continúe el crecimiento económico pero a un ritmo menor, de 4 por ciento. La tasa de desempleo se prevé que descienda 0,3 puntos, hasta 7,4 por ciento.

Artículos destacados