La cocina de la ley de medios

Entrevista a Diego Jaimes, integrante del Foro Argentino de Radios Comunitarias (Farco).

El lunes próximo se presentará en la Biblioteca Nacional el libro “La cocina de la ley”, una compilación que apunta a retomar y sistematizar el proceso de construcción ciudadana de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que hoy está transformando el mapa de medios en Argentina. Comercio y Justicia dialogó con Diego Jaimes, quien compiló junto a Néstor Busso los aportes de los principales protagonistas de un proceso histórico para Argentina, que ya influye sobre el resto de Latinoamérica.

– ¿Cómo surgió el proyecto del libro?
Originalmente la idea surge desde otros paises de América Latina que quisieron conocer la experiencia de lucha social por la ley de medios en Argentina, especialmente de radios afiliadas a Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER) de la cual el Foro Argentino de Radios Comunitarias (Farco) es parte. La solicitud original fue realizada a Néstor Busso, otro de los autores del libro, que es histórico militante de ambas redes, presidente de Farco y vice de Aler. La idea era vincular los diversos procesos en Latinoamérica, especialmente con Ecuador, otro de los paises que vienen trabajando fuerte en una ley democrática, con rasgos similares de participación social.

– ¿Por qué retomar hoy el proceso de construcción de la ley de medios?
Por varios motivos. En primer lugar porque es fundamental que las organizaciones populares registren, sistematicen y documenten sus procesos de trabajo, mas aún cuando se trata de un trayecto exitoso, que deriva en la sanción democrática de una ley histórica por sus contenidos y por su casi nulo tratamiento anterior sobre tablas.Las fuerzas que impedían ese debate son las que hoy tratan de impedir que la ley se aplique, y ése es el segundo motivo de la importancia de este material hoy. La ley está en pleno proceso de aplicación y es importante dar continuidad al espíritu político y de construcción horizontal de la Coalición por una Radiodifusión Democrática para sostener y dar sentido a esa aplicación: cómo ocupamos 33% los medios comunitarios y populares, cómo logramos entrar en una legalidad impedida por décadas, cómo logramos que en la práctica los sectores hasta ahora marginados de las pantallas y las frecuencias tengan espacio real, plural y sostenido.

– ¿Cómo consideran que se está dando el proceso de aplicación de la ley?
Se viene dando en forma sostenida en áreas estratégicas como la TV digital, los cambios en la grilla de canales, se están incorporando nuevas señales, se están promoviendo contenidos federales y plurales desde el Incaa y el Ministerio de Planificación, con infraestructura tecnológica en todo el país y acceso -por medio de los decodificadores- a los sectores sociales marginados, entre otros temas. Se está avanzando en la institucionalidad, modificando la estructura del viejo Comfer, creando el Consejo Federal de Comunicación Audiovisual, el Consejo del Audiovisual y la Infancia, por ejemplo. Desde el sector de las radios comunitarias sostenemos la importancia de acceder a licencias para el sector sin fines de lucro tanto en radio como TV, con costos accesibles y planes de fomento para crecer.

– ¿Qué estrategias se plantean desde la Coalición para avanzar en la pelea por el cumplimiento de la ley?
La estrategia es aplicar la ley en su conjunto, acompañando los procesos descriptos anteriormente y traduciendo su espíritu democrático y de construcción en la diversidad generando producción comunitaria y popular. Fortaleciendo espacios asociativos, de cooperativas, de pueblos originarios, de organizaciones del pueblo, capacitando y apoyando los procesos de organización para producir contenidos propios, federales y diversos.

– ¿Cuáles consideran que son hoy los desafíos que quedan pendientes en el campo de la comunicación en Argentina?
Que la comunicación sea vista como un derecho y no como un negocio. Que los grupos que concentran poder simbólico mediante su gran concentración de medios y licencias se adecuen a la ley, de hecho el art. 161 de desmonopolización es el único que está en la justicia. Que cada organización, barrio, comunidad, agrupada y con objetivos comunes, pueda hacerse cargo de su capacidad de comunicación y transformarla en un proyecto sustentable. Que se fomente la producción de contenidos de calidad, con trabajo nacional, mostrando la Argentina que no se ve en los medios hegemónicos. Y particularmente creemos importante avanzar en la creación de canales de TV comunitaria y popular, generando redes que los agrupen y que produzcan contenidos en red para todo el país.

– ¿De qué manera evalúan el actual funcionamiento de la ley, en cuanto a la federalización de los contenidos?
Es un punto central en el que se está trabajando mucho. En poco tiempo comenzarán a verse series y documentales producidas por gente en todo el país y seguramente el impacto en el público será importante.

– ¿Existen experiencias de un proceso similar en otros países de Latinoamérica?
En otros países ven el proceso argentino como un ejemplo a imitar, desde los 21 puntos, el armado de la coalición, la posta que tomó la Presidenta elaborando un proyecto que dio cuenta de la historia previa, el trabajo de alianzas en el Congreso, etcétera. Hay procesos de cambio en Bolivia, Ecuador, Venezuela, impulsados sobre todo por los procesos políticos de cambio mas amplios, con sus particularidades. En Uruguay ya tienen ley de radios comunitarias y ahora van por una legislación parecida a la nuestra. En otros países hay organizaciones trabajando pero con otro tipo de dificultades.

Artículos destacados