Homenaje al doctor García Allocco

 Por Matías Altamira *

Me tomaré una licencia en esta columna para homenajear al doctor Carlos García Allocco, quien fue vocal del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba, por su invaluable aporte a las Subastas Judiciales Electrónicas.
El doctor García Allocco, como bien lo manifestaron los demás miembros del Alto Cuerpo, tuvo como misión personal la innovación tecnológica de los procesos judiciales, ya sea en su conjunto, como en sus microetapas; tal fue el caso de las subastas judiciales electrónicas, que tuvieron por objetivo central hacer eficiente la liquidación de los bienes ordenada por los diferentes tribunales.
Una de sus grandes virtudes fue desafiarse constantemente. En el año 2012 comenzó a plantear la necesidad de implementar las subastas electrónicas, generando diversas reuniones con técnicos y especialistas de diversas áreas, en las que tuve el honor de participar, admirando cómo con sus 63 años generaba iniciativas y cuestionaba procesos como si fuera un millenial.
Los obstáculos por delante eran demasiados para cualquier transeúnte, pero para él no fueron suficientes para hacerle bajar los brazos. Todo lo contrario, el obstáculo le daba más coraje y le hacía redoblar sus esfuerzos y su creatividad para encontrar alternativas de solución.

La implementación de las subastas judiciales electrónicas ratificó su convicción de que era posible, pero no significó llegar a la cima, todo lo contrario, ya que diversas áreas mantenían su resistencia buscando en cada oportunidad volver a lo tradicional. Lo que no sabían era que el doctor García Allocco, por su tesón y convicción, no volvería atrás.
Cada paso logrado ampliaba su horizonte de exigencias y creatividades, como todo “distinto”, algunas eran maravillosas y otras disparatadas, pero sin estas personas extraordinarias, el mundo no disfrutaría de los avances, ni nosotros de las subastas judiciales electrónicas.
Los demás vocales del Tribunal Superior también fueron esenciales a la materialización de las subastas electrónicas, ya que le brindaron el apoyo y contención jurídica necesarios para su sólida implementación. Hoy, mirando en retrospectiva está demostrado que era el camino correcto para beneficio de todas las partes involucradas.
Su visión fue de avanzada, al punto que a más de cinco años de implementación es el único Poder Judicial de Latinoamérica que administra exitosamente las subastas judiciales electrónicas.
Al doctor García Allocco mi más sincero agradecimiento por promover la innovación tecnológica; a sus familiares y amigos mi más profundo pésame; y a los lectores de esta columna, mis disculpas pero hace tiempo el monje benedictino Mamerto Menapace me dijo que quien se queda con un elogio se queda con algo ajeno.

* Abogado, especialista en derecho Informático

Artículos destacados