“En salud mental, hay que buscar modelos de organización amigables”

A un año de la aprobación de la normativa en nuestra provincia, panelistas internacionales participarán de un foro en la Unicameral

Gerardo Sorkin es licenciado en psicología de la UNC y desde hace años desarrolla su labor profesional en Estados Unidos, donde trabaja en el área de la Salud Mental Comunitaria. Tiene una Maestría en Trabajo Social de la Universidad Yeshiva (Nueva York) y es consultor para Connecticut Health Foundation en el programa de entrenamiento de líderes. También integra la Asociación Civil Transformadora (ACT), ONG compuesta por profesionales argentinos -especialmente cordobeses- y estadounidenses. El próximo 14 de octubre estará en la ciudad en un foro titulado «La relación entre la sociedad civil y el Estado bajo la nueva ley de protección de la salud mental. Nuevos desafíos». La cita es en la sala Regino Maders de la Unicameral (Deán Funes 94), de 9 a 15. Antes, brindó a Comercio y Justicia su visión sobre el tema.

– Desde su ejercicio profesional en EEUU, ¿cómo ve los avances en salud mental en Córdoba?
– Con respecto a Córdoba, este octubre estamos asistiendo al primer «añito» de la ley provincial de Protección de la Salud Mental y lo veo como una oportunidad increíble de poder avanzar en pasos concretos. Creo que existe una capacidad enorme en la “gente que esta laburando” en diferentes iniciativas; familiares de personas diagnosticadas con esquizofrenia, enfermeras que llevan adelante casas de medio camino, trabajos en talleres protegidos, etcétera. Creo además que todos nos beneficiaríamos si se aumentara la comunicación, el diálogo, el debate y las acciones. Creemos que muchos temas que ya están en la mesa, aspectos programáticos, jurídicos, administrativos y particularmente de financiación, merecen ser discutidos un poquito más.

En general, veo como positivas todas las acciones que se están llevando a cabo. Seguramente me he enterado de sólo una pequeña parte, generalmente las cuestiones comunicadas por las instituciones, pero sé que la gente se mueve en paralelo a éstas generando cosas. Hay que buscar modelos nuevos de organización que sean mas “amigables”. No digo que las ONG son la solución para todos los problemas pero creo que presentan un modelo interesante a explorar.

– ¿Cuáles son los paradigmas, las visiones actuales sobre salud mental en EEUU? ¿Los recortes de gastos por la crisis afectan allí la salud?
– Yo creo que en EEUU se ha avanzado mucho en el tema de los derechos de las personas con padecimiento de salud mental. También, en cuanto a la asignación de recursos al área de la salud mental y en cuanto a la accesibilidad y diversidad de servicios. De todas formas, los recortes presupuestarios actuales más las prácticas de seguros médicos privados dificultan la tarea. No puedo decir dónde está yéndose, depende de cómo se lleve a cabo la reforma de salud aquí (en EEUU), es un debate en plena vigencia en la actualidad.

– ¿Cuál es la misión de ACT?
– Nuestra misión organizacional es colaborar con la comunidad de Córdoba mediante el desarrollo y gestión de sistemas alternativos de salud mental. Nuestra visión es que personas con esta problemática alcancen sus máximos potenciales integrados en su comunidad. Ahí es que vienen nuestros objetivos como forma de materializar nuestra visión mediante nuestra misión; ellos son: elaborar estrategias y dispositivos sanitarios tendientes a favorecer la reinserción comunitaria; promover intervenciones orientadas a producir impacto en los factores intervinientes del medio social, a saber, familia, grupo, institución, comunidad; y coordinar los diferentes recursos multisectoriales y multidisciplinarios necesarios para la implementación de programas integrales, entre otros.

Ley en Córdoba

A fines de octubre de 2010, la Legislatura de Córdoba sancionó una ley específica, con el objetivo de «salirse» del paradigma sanitario que implicó la internación durante años de las personas con alguna enfermedad mental. La normativa establece una red de dispositivos para que el abordaje del paciente con un problema de salud mental comience en los centros primarios de salud. Además, se ordena la coordinación entre Provincia y municipios para destinar recursos a la creación de equipos interdisciplinarios.

Artículos destacados