En materia de RSE, lo que se viene son los negocios inclusivos

Se trata de fomentar el trabajo en conjunto entre grandes corporaciones y pequeñas empresas, en un modelo en el que las dos se beneficien, como un esquema empresarial competitivo.

Pensar que las empresas grandes se asocian con las más pequeñas para realizar proyectos en conjunto, en los cuales ambas se benefician, no como una forma de caridad sino como un modelo empresarial competitivo y sustentable en el tiempo, dejó de ser un sueño. Hoy es una realidad que cada día se populariza más gracias a los negocios inclusivos.

Básicamente, los negocios inclusivos significan una excelente oportunidad para las pequeñas y medianas empresas para poder surgir y ampliar su mercado gracias al apoyo de las empresas grandes. Éste fue el tema que se debatió en el Ciclo de Desayunos de Responsabilidad Social (RS) organizado por Kolektor y que reunió a más de 100 representantes de empresas y organizaciones que realizan acciones de RS o desean incursionar en el área.

En diálogo con Comercio y Justicia, María Ledi Cooper, jefa del Área de Responsabilidad Social de esa empresa, puntualizó que en “materia de RSE, lo que se viene son los negocios inclusivos y es allí adónde hay que apuntar”. “Este tema es muy importante sobre todo en comunidades como las nuestras. En la capital y en el interior cordobés tenemos muchos productores locales y lo que se busca es generar cambios en las comunidades y que las grandes empresas se tomen el trabajo y el aprendizaje de contar con estos pequeños proveedores”, dijo.

En este sentido, la especialista aseguró que es importante que las empresas más grandes puedan brindar su aprendizaje en materia de RSE a las más pequeñas para que, de esta manera, puedan pasar a formar parte de su cadena de valor. “Se deben cambiar las rutinas de compras dentro de las organizaciones”, completó Cooper.

– ¿Cómo ve que que se está desarrollando la RS en las empresas de Córdoba?

– Creo que todavía las empresas estamos trabajando muy aisladas. A partir de los desayunos que realizamos en Kolektor fuimos conectándonos entre empresas y organizaciones de distintos ámbitos -civil, privado y público- y lo cierto es que se están generando acciones en conjunto muy buenas. Creo que ése es el camino que tenemos que ir siguiendo porque una empresa sola tiene un margen muy acotado de acción. En Córdoba necesitamos trabajar con temas en común, problemáticas que sean realmente de interés y que planteen una solución.

-¿Qué postura están adoptando las pequeñas y medianas empresas ante esta realidad?

– Hay muchas pymes que se están acercando a trabajar en temas de RSE, porque a diferencia de lo que se piensa -que las grandes empresas son las únicas que puedan hacer acciones de este tipo- las pymes están más acotadas y tienen más en claro cuál es el impacto que tienen en la comunidad directa de la que forman parte. Esto hace que se pueda ver rápidamente cuál es el impacto de la empresa y también detectar cuál es la necesidad. Creo que ya se pasó de ver la RSE como un gasto y hoy la mayor parte de las empresas la ven como una inversión, como algo que tiene que estar dentro de su concepto de negocio.

-¿Sobre qué temas se tiene que avanzar?

– No existe ninguna legislación que obligue a las empresas a hacer las cosas de forma responsable. En este sentido, muchas empresas comienzan a gestionar acciones de RSE cuando algún actor de la sociedad -consumidor, proveedor- les exige determinadas condiciones para adquirir su producto o servicio. Y si bien esta realidad está bien, creo que también es necesario que las empresas trabajen en adelantarse a esos pedidos. Es decir, no es necesario esperar a los reclamos para actuar. Desde hace un año existe una norma de calidad que tiene que ver con la RSE y es la ISO 26000 que brinda los parámetros principales para adoptar la RSE en todo tipo de organizaciones.

Sobre la empresa

A lo largo del último semestre, Kolektor organizó tres desayunos en los que se abordaron diferentes temáticas de RS tales como medio ambiente, alianzas multisectoriales y –este último- negocios inclusivos. El ciclo estuvo destinado a empresas e instituciones que realizan estas acciones con el objetivo de debatir, promover actividades conjuntas y abrir un espacio de profesionalización en dicha área de desempeño.

Artículos destacados