El intercambio sur-sur es el principal motor del comercio mundial

La calidad de la inserción económica internacional de América Latina y el Caribe estará fuertemente determinada por su vinculación con las demás economías emergentes

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) asegura que el intercambio sur-sur, encabezado por China y el resto de Asia emergente, es actualmente “el principal motor del crecimiento del comercio mundial, ya que el volumen de las exportaciones de los países en desarrollo creció 17% en 2010, comparado con el 13% de los países industrializados”.

De acuerdo con el informe, en las próximas décadas la calidad de la inserción económica internacional de América Latina y el Caribe estará fuertemente determinada por su vinculación con las demás economías emergentes.  El principal canal mediante el cual opera hoy esta vinculación es el comercio entre la región y otros países en desarrollo (comercio sur-sur).

El comercio sur-sur representa una proporción creciente del comercio de América Latina y el Caribe. El sur como destino representa 38% de las exportaciones totales de la región, o 53% si se excluye a México. Las exportaciones de la región hacia los países en desarrollo se distribuyen aproximadamente en 50% dirigido a la propia región y 50% a otras economías en desarrollo.

Mientras que en 1985 el intercambio sur-sur representaba sólo 6% del comercio mundial, en 2010 su participación alcanzó casi un cuarto de éste. Por el contrario, la participación del comercio norte-norte cayó de 63% a 38% entre los mismos años.  De mantenerse estas tendencias, se prevé que el comercio sur-sur desplace en importancia al norte-norte hacia 2018.

Según el informe, el valor de las exportaciones de bienes de América Latina y el Caribe crecerá 27% en 2011, aumento similar al mostrado el año pasado. Esta expansión puede ser producto de un crecimiento de 9% en el volumen exportado y de 18% en los precios de los productos exportados por la región, según un informe presentado hoy en Santiago, Chile, por la Cepal.

En su estudio “Panorama de la inserción internacional de América Latina y el Caribe 2010-2011”, el organismo señala, por otro lado, que el valor de las importaciones puede tener un aumento de 23%, con lo que al término de 2011 la región acumulará un superávit comercial de poco más de 80 mil millones de dólares.

Diagnóstico regional
La Cepal destaca que el comercio internacional “ha contribuido de manera importante a la recuperación de las economías después de la crisis económica y financiera de 2008 y 2009”. Sin embargo, advierte que la compleja situación actual de los países desarrollados, en especial de Estados Unidos y Europa, está empezando a afectar las naciones emergentes y puede traducirse en un menor ritmo de incremento de las exportaciones a esos mercados durante 2012.

La incidencia específica de esa desaceleración dependerá del tipo de productos exportados y de los mercados a los que éstos se dirijan. Asimismo, plantea que un menor crecimiento de las economías emergentes, sumado al debilitamiento de los países industrializados, debería reflejarse en menores precios internacionales de los productos básicos, afectando los saldos comerciales y en cuenta corriente de los países que los exportan. De allí la necesidad de priorizar la cautela macroeconómica y modalidades de cooperación regional comercial y financiera que permitan amortiguar las influencias de un eventual empeoramiento en el escenario internacional.

“Los niveles de volatilidad e incertidumbre a nivel mundial están en rangos preocupantes. Persisten importantes desequilibrios globales, entre ellos la crisis de deuda soberana de varios países europeos y la incertidumbre fiscal en Estados Unidos, lo que repercutirá en un debilitamiento del comercio internacional”, señaló Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la Cepal.

Balance comercial
Durante la década pasada aumentó notablemente la importancia relativa de Asia en el comercio exterior de América Latina y el Caribe, en contraste con la caída de la participación de EEUU y el estancamiento de la UE.

América Latina y el Caribe se constituyeron en los principales destinos de las exportaciones de Estados Unidos (al absorber 23% de ellas en 2010, contra 22% de Asia y 19% de Canadá) y en el segundo principal origen de sus importaciones (19% en 2010, tras 34% de Asia).  En tanto, la región representa sólo 2% del comercio total de la Unión Europea, muy por debajo de los envíos a los mismos países que componen la UE (64%) y Asia (10%).

América Latina se convirtió además en el socio comercial más dinámico para China, con un crecimiento anual de 31% en sus exportaciones a la región entre 2005 y 2010, comparado con el 16% al resto del mundo. Las exportaciones a Asia siguen concentradas en productos primarios y su procesamiento básico, en tanto que aquellas dirigidas a la propia región y a Estados Unidos tienen una mayor presencia de manufacturas.

Artículos destacados