El esquema de exportaciones como eje de nuestro futuro desarrollo

Por Salvador Treber

En el último tiempo se suscribieron diversos acuerdos de intercambio económico, entre los
cuales se distinguen los concertados con China y Japón

En los últimos meses, los funcionarios de nuestro país lograron suscribir varias decenas de acuerdos de intercambio económico y entre ellos se distinguen, pese a la distancia, los concertados con China y Japón, lo cual implica un notorio avance y un recurso muy importante en cuanto a las relaciones de intercambio económico y también cultural

Dado que se trata de funcionarios con gran poder de decisión en su respectiva área de gestión, también ha impulsado acciones destinadas a establecer sedes no sólo de carácter diplomáticas sino de intercambio cultural que coadyuvan en la consolidación de dichas relaciones.

Cuando se trata de una gran potencia mundial, no suele ser muy frecuente que en las eventuales negociaciones se mantenga un tono de gran respeto y de sorprendente consideración, pues en ningún momento los negociadores chinos han hecho valer la magnitud y poderío en el curso de
negociaciones bilaterales. Su población actual es alrededor de 30 veces superior a la del nuestro
(1.425 millones); y por mérito propio encabeza – por su producto bruto anual- el conjunto de 208
países que integran el planeta Tierra, mientras nuestro país está ubicado en el puesto 37a al momento de ser invitado a integrar el “Grupo de los 20” (G20).
Son múltiples los mandatarios y hombres de negocios que en tal oportunidad parecen “haber
descubierto la existencia” de nuestro país, más aún cuando debimos ejercer por el término de
año la presidencia del G20 pues luego de ello se celebraron múltiples acuerdos que impulsaran nuestras exportaciones a países de los cinco continentes, promoviendo en forma efectiva la incorporación de técnicas de muy reciente aparición. Se estima que sólo el yacimiento neu-
quino de Vaca Muerta requerirá no menos de 500 mil nuevos puestos de trabajo; pese a que en este momento se afronta un párate ante la baja del precio del petróleo a escala mundial.

A modo de ejemplo, se pueden citar que con el presidente Donald Trump se acordó financiar la construcción de una serie de autopistas y los embarques de cerezas a puertos chinos se estima que promoverán 100 mil nuevos puestos de trabajo que están obligando desde ya a modernizar líneas ferroviarias preexistentes como las de los ferrocarriles San Martín y Belgrano Cargas.
Obras esenciales y complementarias

En reciprocidad de la intervención china más futura que presente en Vaca Muerta, se suscribió un acuerdo que asegura en forma prioritaria la construcción de toda la infraestructura considerada in-
dispensable para garantizar el ininterrumpido avance de las obras destinadas a construir las rutas asfaltadas que comuniquen las áreas productivas con los puertos de embarque con destino a Shangai (China). De acuerdo con el ritmo que se ha imprimido a los referidos embarques debieron
apelar con urgencia a preparar una nueva área marítima exclusiva de desembarco que para receptar sin dificultad productos argentinos.

Nuestros funcionarios coincidieron en estimar que “ha sido un gran éxito que los empresarios
argentinos se hayan relacionado tan sólidamente en tan poco tiempo” para que ya sean considerados como integrantes del grupo más selecto de la élite preferida por los chinos. Los representantes argentinos y la calidad reconocida de los sucesivos productos exportados constituyeron una palmaria prueba de calidad que sus receptores no vacilaron en admitir. Como prioritario se ha considerado garantizar sin ningún tipo de interrupción los sucesivos pedidos que se formulen hasta cubrir la producción disponible total como esa finalidad. Durante tiempo transcurrido los empresarios asiáticos han cumplido muy satisfactoriamente dichos compromisos
ello está garantizando su continuidad.
Estas relaciones incentivadas notoriamente han repercutido en Washington y la firma financiera Private Investment Corporation, en coordinación con el Departamento de Estado, han ofrecido financiar nuevas inversiones en el área de Vaca Muerta tratando de adelantarse a semejantes propósitos de Xi Jinping. En nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores han calificado “un rotundo éxito de los funcionarios nacionales” al par de considerar que las referidas relaciones podrán impulsar muy positivamente nuestra economía.
Es obvio que nuestro país debe prepararse adecuadamente para no estancarse debido a factor alguno e incluso estar dispuesto a aprovechar los referidos impulsos espontáneos en la coyuntura. Se hace muy necesario aprovechar acontecimientos tan neurálgicos como los referidos precedentemente y esmerarse en atraer inversores dispuesto a sumar valor agregado que hasta ahora son todavía sólo potenciales factores de ulterior cuan futuro progreso.

Es indispensable también sumar en forma combinada recursos naturales y capital humano debidamente adiestrado y a ese efecto resulta también no incurrir en demora alguna para establecer las normas operativas a implementarse.

Las nuevas y más estrechas relaciones con China Igualmente se torna indispensable concebir las condiciones consideradas imprescindibles para establecer sin demora normas operativas orientadas a reforzar y/o confeccionar, según el caso, un régimen integral y propio, elaborado y conducido por funcionarios públicos que deben estar dotados de mucha experiencia en dicha área; dado que son muy diversos los motivos que pueden influir para impulsar una ruptura del superado aislamiento relativo sin haber logrado simultáneamente sustituirlo con éxito por otro más recientemente concebido.
La reciente firma de 37 convenios por nuestro país con China, todos relacionados y con fines institucionales, acompañados de sendos informes explicativos están de hecho tratando de asegurar un desarrollo adicional en las áreas más complejas como lo son telecomunicaciones, energías renovables, industria pesada, industria automotriz, software y biotecnología.

Para nuestro embajador destacado en Pekín, los referidos acuerdos significan que “todos los reclamos de apertura que teníamos se cierran muy exitosamente”. Señala además que las sucesivas exportaciones de productos se siguen ampliando tanto en variedad como en cantidad con constantes incorporaciones en forma continuada y sucesiva sin que se haya hecho crítica alguna por ninguna causa; destacando, a modo de elogio el alto grado de satisfacción por todos los envíos desde nuestro país.

Actualmente, 25% de las carnes argentinas tienen como destino China pero ya se han recibido otros nuevos que probablemente para fines del año en curso podrían a subir “en 65 ó 70%”; sin que ello sea el límite máximo de los envíos, lo cual constituye un dato invalorable para nuestros productores.
La reciente versión de la Cancillería
La última declaración conjunta que difundió nuestra cancillería se concentra en ciertos temas que apuntan a fomentar el nivel y contenido del intercambio comercial, exhibiendo además muchas coincidencias en cuanto al rol que está jugando la “Comisión Binacional Permanente y el Mecanismo de Diálogo para la Cooperación y la Coordinación Bilateral”. Revelan expresamente que los últimos contactos “constituyen parte de un programa de Acción Conjunta 2019-2023” que revelan los objetivos, contenidos y montos que “ambos gobiernos han concertado y consideran vital para el presente lustro”.

Cabe enfatizar que también debe incentivar- se la concreción de operaciones con nuevos mercados y retomar las relaciones con los países del Mercosur; en especial con Brasil. En el difícil y actual contexto mundial, constituye un objetivo esencial el crecimiento de nuestras exportaciones en procura de lograr la esperada reactivación.

 

Artículos destacados