Con la pasión de hacer TV abierta de base

Los empresarios del sector televisivo se enfrentan con el desafío de proveer contenidos a la televisión digital abierta y buscan estar a la altura. Apuntan a la capacitación y al desarrollo empresarial.

Impulsado por la implementación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual -que abrió nuevas posibilidades de colocación de productos audiovisuales en el mercado de la televisión argentina-, el sector que nuclea las empresas dedicadas a la TV digital apuestan a una nueva asociación de carácter federal.

Dialogamos con el presidente de la flamante Cámara, Mario Valiente, para conocer los detalles de una organización inédita en Argentina, pensada para defender los intereses de la televisión que se viene.

– ¿Cuántas empresas componen hoy la Cámara Argentina de Televisión Digital?
– En abril nacimos con una base de 30 micro y pequeñas empresas de TV analógica de baja potencia y al día de hoy ya estamos sumando más de 125. Como requisito mínimo de ingreso solicitamos que la televisora haya cumplimentado las resoluciones números 3 Afsca 2009, o sea el reempadronamiento, y 325/10, la Declaración Jurada ante la AFIP de Prestadores de Servicios de Comunicación Audiovisual.

– ¿Cómo y con qué objetivos nace?
– La Cámara surge ante la falla de la asociación que hasta ese momento integramos. Muchos socios no nos sentíamos atendidos y contenidos dentro de ella, veíamos peligrar nuestras posibilidades de acceder a una señal digital y la falta de información y claridad de algunos actos institucionales nos obligó a tomar la determinación de crear la CATD.

Ésta nace para la defensa de los intereses comunes que tenemos los pequeños empresarios del sector, quienes con mucho esfuerzo y sacrificio familiar venimos cultivando y sobreviviendo con la pasión de hacer TV abierta de base, o sea la TV del barrio, del pequeño pueblo, de la zona, de la región, o sea de lo que no se ocupa diariamente la TV nacional. Y que ante la apertura que propone la nueva ley de medios y la llegada de nuevas tecnologías para la TV abierta, vemos la oportunidad de insertarnos en ella para crecer y desarrollar la comunicación de abajo hacia arriba, del interior a las grandes urbes, democrática, pluralista y federal.

– ¿Cuántas empresas son de Córdoba?
– Tenemos unos cuantos asociados de la provincia de Córdoba, con quienes vamos a realizar un encuentro regional en el transcurso del año para conocernos, intercambiar experiencias y establecer objetivos de trabajo. Menciono el canal 35 en UHF de Córdoba Capital, que es uno de nuestros asociados.

– ¿Qué representación tiene en la cámara el sector cooperativo?
– En un principio agrupaba el sector privado de las micro y pequeñas empresas. Pero ante la solicitud de ingreso de muchas televisoras pertenecientes a asociaciones sin fines de lucro, estamos diseñando un lugar en la cámara para ellas y muy pronto lo pondremos en acción.

– ¿De qué manera planean acompañar el proceso de implementación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y la puesta en marcha de la Televisión Digital Argentina?
– Vamos a acompañar con un compromiso militante activo. La mayoría de los miembros de la CATD estamos comprometidos desde hace tiempo con los postulados de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y la puesta en marcha de la Televisión Digital Argentina, y como cámara ya estamos participando en todos los foros y encuentros que al respecto se realizan y en reuniones con funcionarios del área, para hacerles conocer nuestras problemáticas y propuestas y participar en el diseño de las políticas públicas del sector.

– ¿Cómo viene el otorgamiento de licencias y decodificadores digitales? ¿Cuáles son las expectativas para este año?
– Nosotros creemos que viene un poco lento. Estamos ansiosos a la espera de los primeros concursos para que las televisoras de baja potencia puedan acceder a la tecnología digital. Y también para que se acelere la entrega y puesta en venta de los decodificadores digitales, así cada vez más argentinos pueden acceder en forma gratuita a todos los servicios de comunicación audiovisual.

– ¿Cuáles son sus objetivos de trabajo para lo que queda de 2011?
– Luchar para que el valor de los pliegos de los primeros concursos de TV digital abierta de baja potencia sea accesible a las micro y pequeñas empresas del sector que ya están operando; para que el canon de enlace con las plantas de Arsat no sea una hipoteca para ellas; para que haya más disponibilidad de frecuencias y más concursos; que todo esto no sólo se circunscriba a los grandes centros poblados sino que tenga un alcance federal; para que a quienes por distintos motivos no pueden acceder en esta primera fase a una licencia digital, se les den herramientas de inclusión en la grilla de los cables locales; para que haya una política de Estado que favorezca el crecimiento del sector y nos permita  insertarnos en forma sustentable en el negocio de la televisión y de la producción de contenidos; para que todo el sector tenga posibilidad de participar en la pauta publicitaria del Estado, como lo hacen los grandes medios concentrados y monopólicos. Para que en forma rápida se concreten los postulados de la nueva ley de medios y haya más democracia, más actores, más voces, más pluralismo y más federalismo en los servicios de comunicación audiovisual.

Artículos destacados