Competitividad mundial: Argentina mantiene el puesto 55 del ranking, entre 58

Singapur logró destronar a Estados Unidos, luego de dos décadas de liderazgo norteamericano

Argentina no se ha caracterizado por encabezar ningún ranking a nivel mundial y menos aún cuando de competitividad se trata. Muy por el contrario, y de acuerdo con el nuevo índice que lanzó el IMD (una de las escuelas de negocios más importantes del mundo, que capacita a altos ejecutivos en programas de gestión), de los 58 países que integran la escala, el país se mantiene, desde el año pasado, en el puesto 55.

El objetivo del estudio es reflejar en qué año los países incluidos en el ranking “podrán llevar su nivel de deuda soberana a 60% de su nivel de producto”.

Esta escala toma en cuenta 58 países, usando más de 327 criterios individuales mensurables, que se agrupan luego en cuatro factores de competitividad: “desempeño económico, eficiencia gubernamental, eficiencia empresarial e infraestructura”.

De esta manera y según el anuario 2010 de Competitividad Mundial, Argentina se mantiene en el puesto 55 del ranking, tras la caída de tres puestos del año 2008 al año 2009.

A pesar de que la performance total argentina no varió (2009-2010), sí lo hicieron sus componentes que lograron compensarse a la hora del análisis global, se informó.

De hecho, Argentina cae tres posiciones en el ranking en “desempeño económico” (de la posición 29 a la 32), en el que en 2009 había logrado un ascenso de ocho posiciones (teniendo en cuenta que dicha mejora se basa en los datos oficiales, “por lo tanto, hay que considerar el sesgo de la información”, destacó el Departamento de Economía de la Universidad Católica Argentina, que es la encargada en Argentina de la recopilación de datos y de la encuesta anual a ejecutivos).

Con respecto a “eficiencia empresarial”,  tras la caída durante cuatro años consecutivos, Argentina logra posicionarse en el puesto 52, ascendiendo así cinco posiciones.

En cuanto a “eficiencia gubernamental” e “infraestructura” la Argentina se mantiene en los puestos 57 y 47, respectivamente, sin mostrar mejoras.

La baja performance que el país obtiene en “eficiencia gubernamental”, -sólo es mas eficiente en términos mundiales que Venezuela- se debe a su baja performance en “legislación empresaria” (donde obtiene el puesto 57), “marco institucional” (55) y “política fiscal” (50); y sus grandes debilidades son las áreas de  “management de finanzas publicas en los próximos dos años” (57), “inserción en mercados internacionales” (56), “subsidios” (58), “rating de crédito soberano” (58) y “costo de capital para el desarrollo empresario” (57).

Con respecto a “infraestructura”, Argentina mantiene un puesto regular dentro del ranking: es el país número 47.  Cabe destacar, dice el informe, que las grandes debilidades son “desarrollo sustentable de las compañías”, “estructuras para el desarrollo tecnológico”, “transporte aéreo”, “suministro de energía” y “futuras fuentes de energía” (variables en las que Argentina obtiene el puesto 57 en el ranking).

En referencia al “desempeño económico”,  la causa de la regular actuación de la Argentina se debe a las variables “precios” (33), “empleo” (34), “inversión extranjera” (32) y “comercio internacional” (33).

Cabe destacar que la gran debilidad es “inversión extranjera directa en porcentaje del producto”´, en la que el país obtiene el puesto numero 52. En cuanto al ascenso en “eficiencia empresarial”, las causas son “productividad y eficiencia”, “mercado laboral” y “practica empresaria”, teniendo en cuenta que las principales debilidades son “riesgo al capital de las empresas” (58) y “la imagen de su país en el exterior para el fomento en el desarrollo empresarial” (57)”.

Otros países
El informe del IMD también dio cuenta de la performance del resto de los países.
En el ámbito americano, quien lidera el ranking es Estados Unidos (que perdió el liderazgo mundial con Singapur y Hong Kong) secundado por Canadá en el puesto número siete.

Cabe destacar el ascenso de Canadá en el ranking mundial desde el puesto ocho.

En el contexto Latinoamericano, en tanto, encontramos primero a Chile cayendo tres posiciones respecto del 2009 (del puesto 25 al 28), luego a Perú cayendo cuatro posiciones (del 37 al 41), Brasil posicionándose en el puesto 38 (ascendiendo desde el puesto 40 de 2009), México en el 47 cayendo una posición, Colombia ascendiendo al 45 (luego de su caída de diez posiciones en 2009) y finalmente Argentina en el puesto 55 superando (a nivel mundial) únicamente a Croacia, Ucrania y Venezuela.

Con la incorporación de Islandia al ranking en el puesto numero 30, los 10 países más competitivos hoy a nivel mundial son: Singapur, Hong Kong, Estados Unidos, Suiza, Australia, Suecia, Canadá, Taiwán, Noruega y Malasia; la gran sorpresa, para la institución, ha sido el “trío” de países líderes.

“Singapur y Hong Kong, luego de dos décadas de análisis, lograron desplazar, simultáneamente, en términos de competitividad a Estados Unidos, el líder histórico del ranking”, destacaron.
Estados Unidos, por su parte, ha hecho frente a las consecuencias de la crisis gracias a un fuerte liderazgo y a una supremacía sin igual en tecnología. Singapur y Hong Kong, mientras, han demostrado gran capacidad de resistencia, a pesar de sufrir altos niveles de volatilidad en sus resultados económicos durante la crisis, y ahora están aprovechando al máximo la fuerte expansión en la región.

Artículos destacados